Casa en San Pedro con dos galerías angulares

Casa en San Pedro con dos galerías angulares

La provincia de San Pedro de Macorís se caracteriza en tener una ciudad con edificaciones que  conservan un perfil decorativo indeleble, debido a que a principios del siglo veinte las construyeron geniales maestros arquitectos.

  Otra vez llegando a dicha urbe y recorriendo sus calles me detengo en la Paul Harris número 6, donde está situada una  residencia de un solo nivel muy singular, cuyo diseño es único en todo el sector.

  Frontalmente presenta dos puertas y cuatro ventanales, igualmente en cada lateral, y contiene un nuevo estilo de fachada: una galería con baranda cuyos balaústres son normales, pero cuyos cuerpos laterales  sobresalen hacia delante y abarcan el doblez de la esquina, separados por un frente que centralmente está más retirado hacia dentro.

Cada ángulo de ambos laterales tiene tres columnas toscanas formando un vértice, cuyos cuerpos verticalmente están estriados, las que arriba poseen una greca, o sea, un adorno en relieve formado por una faja de molduras anchas en las cuales se repite la misma combinación de líneas que doblan entre sí, continuadas al doblar por dos más y otras tres formando el mismo vértice.

  Las columnas están seguidas por un friso cuya decoración está formada por una hilera de molduras curvas y redondeles en grueso relieve, donde más arriba se percibe la cornisa en que culmina el edificio, la cual  incluye un balcón de techo con balaústres de un grueso cuerpo con círculos paralelos, los cuales encierran una hoja de acanto, y en cada vértice esquinero se visualiza un cuerpo rectangular que encima posee tres globos de concreto.

  Además, la parte de éste correspondiente al frente del inmueble la ocupa la división central de un cuerpo cuyo alto borde consta de líneas inclinadas las cuales encierran la ornamentación de un emblema sin cuarteles.

      En cambio, delante se contempla una verja de concreto formada por una hilera de barras verticales, separadas en partes por un bloque rectangular que encima posee un globo, pero ya en cada lado de la entrada se aprecia otro más alto, el cual culmina con el decorado de un tarro formando una cuenca estriada.