Casa con techo piramidal

Casa con techo piramidal

En la ciudad de San Pedro de Macorís recorrer sus calles con el ojo investigador, es descubrir viviendas cuya construcción no solamente es muy curiosa sino que también contiene un detalle decorativo el cual la identifica de las demás.

Una de ellas es la situada en calle Sergio A. Beras número 14, en la cual el ingeniero arquitecto que la construyó no solamente diseño un nuevo estílo sino, que a petición del dueño, incluyó un adorno vislumbrante el cual es muy llamativo.

Este fue el de colocar en el vértice central del cornisamento o sea en la moldura horizontal sobresaliente en que culmina la edificación, una estrella formada por tubos de neón fluorescentes, la cual al llegar la noche la encienden para que el reflejo de su luz ilumine el contorno.

Esta preciosa residencia es de dos niveles y se caracteriza en tener un perfil indeleble decorativo único. El primer nivel posee una amplia terraza con una puerta arqueada cuyo arco es de medio punto, en cambio, lo más curioso es que para subir al segundo nivel la escalinata que le construyeron la instalaron por fuera de éste.

Es una barandilla de metal cuyos balaústres son estrechas barras verticales inclinadas.

En este nivel es donde se puede apreciar los detalles arquitectónicos creados por quien la levantó.

Allí la ocupa otra galería con también una amplísima puerta igualmente con arco de medio punto, la que en cada esquina solamente posee dos pilares cilíndricos anillados, en la cual se contempla una decorada formación situada en el borde inferior que frontalmente las unen, debido a que en vez de ser una arcada normal no lo es, porque esta consta de un cuerpo cuyo borde en cada lateral lo forman líneas escalonadas unidas a una que en el centro es totalmente curvada, en la cual se percibe una baranda cuyos balaústres lo forman un grueso cuerpo estriado.

Esta encima la cubre un techo piramidal de tejas con dicha estrella, además, lateralmente le continúa una pared con un ventanal que igualmente su arco es de medio punto.

Delante se visualiza una lindísima y ornamentada verja, debido a que está construida por una hilera de molduras curvadas y otras formando redondeles, divididas por dos entradas que lateralmente poseen un pilar esférico, las cuales encima lo ocupa un pequeño techo triangular de dos aguas cubierto de tejas.