CARTAS AL DIRECTOR
Declaración disparatosa

CARTAS AL DIRECTOR <BR>Declaración disparatosa

Señor director:
Precisamente el eje del mal en Latinoamérica y el mundo indudablemente son los Estados Unidos, junto a los demás lacayos que se prestan a hacerle el jueguito. Pues como no han podido en varios intentos derrocar al valiente y compasivo presidente venezolano, señor Hugo Chávez y al siempre eterno líder el doctor Fidel Castro, ahora viene un halcón mequetrefe del imperio y lanzó una infame acusación tanto a nuestro Presidente como a los demás mandatarios del Continente de ser izquierdistas, cuando realmente esa ideología pasó a la historia desde hace muchos años.

El trivial Otto Reich, cubano-americano quien fuera exsecretario de Estado Adjunto para Latinoamérica, disparó una andanada de ideas muy perpleja con el propósito de intimidar a los gobiernos democráticos, que este señor hizo mención; entre ellos está el neo-liberal intelectual y gran estadista el presidente doctor Leonel Fernández Reyna, de ser entre otros el eje de la inestabilidad en la región, supuestamente de ser izquierdista, un asunto que con la globalización esa época se fue al olvido.

Pero, ¿saben qué? La verdadera amenaza de inestabilidad que sacuden a estos países especialmente al nuestro, donde la pobreza es lo más graves que nos azota y donde este gobierno desde que asumió el poder viene haciendo grandes esfuerzos por mejorar la calidad de vida de la población luego de encontrar un inmenso atolladero económico, social, cultural y político, que heredó de la pasada administración gubernamental.

Empero, la verdadera alarma e inquietud de este nefando halcón del imperio lo es la miseria; por doquier una hambruna de nunca acabar no solamente en este país, el sectarismo, la hostilidad y la indiferencia imperialista, y esto ocurre en todas las naciones que componen el continente americano; es precisamente lo que está llevando a la desesperación de la gente que pusieron con el voto popular esos gobiernos que al momento de tomar el poder en su mayoría han tenido que arrastrar los males que otros mandatarios corruptos socavaron con el erario público.

Creemos que el nebuloso Otto Reich, en vez de solicitar a los demás halcones del poder imperialista que actúen con mano dura contra estos gobiernos, lo que debió fue comentar con vehemencia y como conocedor de las necesidades del continente americano que los Estados Unidos les presten mejor atención para que estos mandatarios puedan mejorar la situación de sus pobladores y no por medio de los gendarmes que tiene el imperio como son FMI, Banco Mundial, Interamericano y demás comparsa.

Sin embargo, los miles de billones de dólares que los Estados Unidos están botando en Irak y otros países que no son de este continente debían de ofrecerle mejor atención dándole más recursos a estas naciones que el señor Otto Reich mencionado, y que se respete las ideas de cada quien.

Atentamente,
Héctor Ramón Zapata