Carretera conflictiva Diversos sectores critican el “peaje o subsidio sombra”

Carretera conflictiva Diversos sectores critican el “peaje o subsidio sombra”

Sabana Grande de Boya, Monte Plata.
Aunque lleva el nombre de Juan Pablo II, el primer pontífice no italiano en más de cuatro siglos, la ¿carretera o autopista? de 106 kilómetros y dos carriles que une a Santo Domingo con la turística provincia de Samaná sigue en La vorágine de cuestionamientos por vicios de construcción, fatídicos accidentes de transito y por millonarios costos para el Estado dominicano. El llamado “peaje sombra o subsidio sombra” es lesivo para el país.
La vía es conocida además, como Autopista del Nordeste y Bulevar Turístico del Atlántico. Sin embargo, la mayoría de los usuarios que utilizan esa vía desconocen quien fue Juan Pablo II. Su nombre era KarolJózef Wojtyla. Desde su elección al papado en octubre de 1978, nació en Wadowice, una pequeña ciudad a 50 kilómetros de Cracovia, el 18 de mayo de 1920. Era el más pequeño de los tres hijos de Karol Wojtyla y Emilia Kaczorowska. (Wadowice, Cracovia, 1920). Fue elegido Papa en octubre de 1978 mientras ocupaba el puesto de cardenal-arzobispo de Cracovia. Fue el primer pontífice no italiano en más de cuatro siglos.
Esta carretera es una de las obras aprobadas en los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) más criticadas. Tres estaciones de peaje que operan desde la apertura han sido aumentados unilateralmente sin que los funcionarios responsables o los gobiernos de turno intervengan en defensa de los usuarios.
A los cuestionamientos del “Bulevar Turístico” se suma una amarga realidad: es una de las carreteras del país donde más accidentes mortales de tránsito se han producido en los últimos años. Paradójicamente, los usuarios que se desplazan por esta vía pagan un alto costo en los peajes, de modo que muchas personas que antes viajaban frecuentemente a hacer turismo en Samaná optan por disfrutar otros lugares más económicos porque el viaje de ida y vuelta, en vehículos livianos, solo en pago de peaje, se invierte más de 1,800 pesos.
Referencias. El contrato de la carretera Santo Domingo Samaná fue firmado en el 2001 por el Estado dominicano y la concesionaria Autopista del Nordeste C. por A., obtuvo la administración por 30 años. Fue puesta en operación en el 2008, en el gobierno de Leonel Fernández Reyna. Para esa época era titular de Obras Públicas el ingeniero Víctor Díaz Rúa.
Desde el 2014 a la fecha el Estado ha subsidiado más de 7,900 millones de pesos por concepto de “subsidio o peaje sombra”. Esa suma supera el costo de la carretera.
Algunos críticos de la obra consideran que esta fue “la legitimación de una estafa”.
La Alianza Contra la Corrupción (Adocco) y la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) han reclamado a los gobiernos del PLD rescindir o revisar el contrato con la empresa concesionaria colombiana.
El financiamiento de la carretera se realizó con bonos privados en el Mercado de Capitales Internacional a un plazo de 20 años y a una tasa de interés de 9.36%.
En el 2015 el Colegio Dominicano de Ingenieros Arquitectos y Agrimensores, (Codia) reveló que esa institución comprobó que la construcción de la Autovía Santo Domingo-Samaná tiene “serios vicios de construcción.
A mediados de marzo del 2013 el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, declaró que el Gobierno estaba “analizando mejorar o renegociar” el contrato con la empresa de Autopista del Nordeste. Dos años después estuvo de acuerdo en que se renegociara el referido contrato.
En julio del 2015 Gonzalo Castillo afirmo que el Gobierno había iniciado la revisión del referido contrato, “con miras a que esa vía pase a ser manejada por las autoridades gubernamentales”. Para esa fecha ya habían 18 muertes y 26 heridos en accidentes de transito en ese “bulevar”.
Incidente. Un incidente reciente se produjo próximo al cruce de Monte Plata de la carretera Santo Domingo-Samaná entre un individuo, supuestamente de la “seguridad” vial, quien trato de impedir que el fotoperiodista Napoleón Marte, del periódico HOY, tomara gráficas de un derrumbe en la vía. “No puede tirar fotos aquí. ¡No tienen permiso para tirar fotos, repito, váyanse de aquí, váyanse de aquí, váyanse”.
¿Y quien es usted para darnos ordenes a nosotros? Somos periodistas y nadie nos impedir hacer nuestro trabajo, de modo que haga lo que usted quiera. ¿Acaso cree usted que nos puede dar una pela?, respondió Marte.
El individuo, desafiante, intimidante, se retiró unos metros, saco un celular del bolsillo y llamo a “jefe”. Conversó brevemente y mantuvo la distancia. El equipo de HOY, tomadas las gráficas del derrumbe, se retiró del área.
En la zona había brigadas de trabajadores y varios vehículos. Un extenso tramo de la carretera se desplomó. Los aguaceros de las últimas semanas causaron inundaciones en el “bulevar turístico” Santo Domingo, pero la empresa se apresuró a reparar los daños.