Carme Forcadell, paladín del independentismo en Cataluña

Carme Forcadell, paladín del independentismo en Cataluña

BARCELONA. Su influencia en la opinión pública es únicamente equiparable a su determinación: «Cataluña, como pueblo, no tiene otra alternativa que la independencia», sentencia Carme Forcadell, la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), el motor ciudadano del independentismo catalán.

Melena corta y lisa, nariz afilada y mirada determinada, esta lingüista de 58 años se ha convertido en portavoz de un importante sector de la opinión pública de Cataluña, cuyos dirigentes quieren celebrar un referéndum de autodeterminación el 9 de noviembre.

Su implicación en política no es nueva: formó parte de la dirección del partido independentista ERC, la segunda fuerza de esta región del noreste de España, colabora en numerosas asociaciones culturales catalanas y coordinó una oleada de consultas populares sobre la independencia que hace tres años pusieron de relieve el incipiente ardor nacionalista.