Cardenal pide a perredeístas respetar a la Junta

Cardenal pide a perredeístas respetar a la Junta

SANTIAGO.   El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez instó al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) a que respete la institucionalidad de la Junta Central Electoral, exhortó a la  dirigencia de esa organización política a que se ponga de acuerdo  y reiteró que se debe dejar que el organismo comicial haga su trabajo.

Cuestionado sobre la intimación que hicieran los asesores del candidato del PRD, Hipólito Mejía, contra los jueces de la JCE para que  cesen en sus funciones, el Cardenal dijo que no se puede atomizar la situación y que por el contrario, debe haber una forma de solucionar la crisis.

“El PRD, su presidente Miguel Vargas y el delegado Orlando Jorge Mera, han dicho que no se les consultó (para intimar a los jueces de la JCE). Entonces, ¿quién es quién en el PRD? Ese es un partido que tiene institucionalidad, hay que ver qué es lo que dice la dirección del partido, porque no puede cada quien hacer lo que le parece. Tiene que haber respeto a la institucionalidad”, sostuvo.

El coordinador del Consejo Asesor Presidencial del PRD, Enmanuel Esquea Guerrero, expresó que los miembros de la JCE son ilegítimos, así como los actos que de ellos emanen.

Empero, López Rodríguez expresó que los partidos no pueden  incidir continuamente y reiteró sus declaraciones de hace dos semanas,  en el sentido de que “dejen trabajar a la Junta, si no trabaja, ¿cómo va a preparar la elecciones? Aquí lo que importa son las elecciones, por eso hay que apoyar a la Junta y no comenzar a tropellar”.

Haitianos.  López Rodríguez criticó a los que se han manifestado contra las medidas adoptadas por la Suprema Corte de Justicia, luego de que ese tribunal ratificó la disposición de la JCE que instruye a las oficialías abstenerse de expedir actas  a hijos de extranjeros   ilegales.

 Dijo que si en este país  la Suprema Corte de Justicia no tiene autoridad, entonces, ¿quién la va a tener?    Lamentó muchísimo que “esta gente”  trate de desconocer la autoridad que tiene la Suprema.

Cree que eso no se soluciona con protestas.