Cardenal llama gobierno a   parar venta fármacos falsos

Cardenal llama gobierno a   parar venta fármacos falsos

“Es asunto de tomar el toro por los cuernos y si es verdad lo que se dice de Moca, no sé cómo es que pueden defender  un negocio de ese tipo. Si el gobierno tiene que entrar hasta con tanques de guerra, que lo haga”

El cardenal Nicolás de Jesús López considera que  es hora de poner coto, sin contemplaciones, a la comercialización de medicamentos falsificados, la que calificó como una “canallada que no puede continuar”.

Definióde  algo insólito que conociéndose el problema no se actuara con rapidez: “y si lo sabían, por qué no han resuelto el problema”.

 De otro lado, dos reconocidos médicos, Pedro Ureña y Willian Jana Tactuk,  expresaron por separado su alarma por las falsificaciones.

Para Ureña, la diferencia entre un medicamento falso y uno verdadero puede ser la vida o la muerte. Jana Tactuk dijo, de su lado, que el tráfico ilegal de medicamentos es un viejo negocio que juega con la vida de  las personas y siempre ha tenido  éxito.

El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez urgió ayer al gobierno que pare de inmediato el tráfico y comercialización de medicamentos falsificados, lo que calificó como una canallada que no puede continuar.

Asimismo, pidió a las autoridades de Salud Pública que actúen sin contemplación contra la gente que está involucrada en el tráfico de medicinas falsas, lo que ha cobrado ya dos víctimas.

“Es asunto de tomar el toro por los cuernos y si es verdad lo que se dice de Moca, no sé cómo es que pueden defender un negocio de ese tipo, si el gobierno tiene que entrar hasta con tanques de guerra que lo haga”, dijo el cardenal.

El país tiene una semana  escandalizado por la comercialización de medicamentos falsos. Sobre el particular Salud Pública dijo que ya ha cerrado 23 farmacias y distribuidoras de medicamentos.

“Es inconcebible que conociendo el problema no se actuara con rapidez, si lo sabían por qué no han resuelto el problema”, dijo López Rodríguez, quien celebró una misa de acción de gracias con motivo de 110 niños que fueron intervenidos por diferentes afecciones cardíacas en el Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

La historia.  Informaciones provenientes de Cuba indican que la Secretaría de Salud Pública estaba debidamente informada de que se estaba comercializando el Clorefin, un medicamento vendido como Gamma Globulina Antitetánica de 250 miligramos. Ese fármaco es supuestamente fabricado en La Habana, Cuba.

La comunicación enviada  a  María Villa de Pina, directora de Drogas y Farmacias de Salud Pública le habría sido remitida por el director general de Farmacuba, Andrés Mote Perea.

El programa “Nuria el Nueve” que se produce para Color Visión fue  que dio la primicia sobre el escándalo. El Clorerin es un antibiótico de alto espectro, no una antitetánica, dijeron los cubanos a Salud Pública.

Al respecto, el secretario de Salud Pública dijo que no tiene compromiso con ningún sector y reiteró que cerrará todo negocio que se compruebe que venda medicamentos falsos.

Los farmacéuticos dijeron que hay permisividad de la cartera..

Un negocio mortal y millonario

La  fabricación, venta y tráfico de medicamentos falsos y adulterados cobra vidas y deja   en el limbo a numerosos pacientes en el país.

Sin embargo, es también un negocio millonario para los que están envueltos en él. Esta semana el sector farmacéutico aseguró que existen altos niveles de permisividad en el tráfico de medicamentos falsos y que la Dirección de Drogas y Farmacias de Salud Pública no tiene mecanismos de control.

La Dirección General de Aduanas también ha denunciado e incautado cargamento de medicamentos falsos, provenientes en su mayoría de los países de Suramerica.

Es un negocio que deja al año más de RD$1,000 millones, pero para el doctor Bautista Rojas Gómez, lo más importante no es cuanto deja a sus organizadores, sino la cantidad de víctimas que puede dejar.

Dijo que no habrá contemplación contra violadores.