Caram ve conveniente Presupuesto 2005

Caram ve conveniente Presupuesto 2005

POR LEONORA RAMÍREZ S.
A la economía dominicana le convendría que el gobierno utilice el Proyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos del 2005, para que los excedentes que se generen en el 2006 se transfieran al Banco Central, y de esa manera esa entidad pueda reducir el déficit provocado por la emisión de certificados de inversión con los cuales enfrentó la quiebra de los bancos en el 2003.

La afirmación es de Guillermo Caram, exgobernador del Banco Central,  quien no ve ningún inconveniente en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) acepte esa posibilidad, de basar los gastos en el 2005, tal como anunció Temístocles Montás, secretario Técnico de la Presidencia, ante la dificultad de que los legisladores aprueben el proyecto de presupuesto del 2006. «No veo ningún problema para que el FMI acepte que se aplique el presupuesto del 2005, por el contrario,  yo creo que es una forma de aportar una mayor austeridad en el gasto porque con el hecho de cumplir la Ley Orgánica de Presupuesto ya se va ganando, porque no se crea nadie que los excedentes que se van a producir el gobierno los puede utilizar libremente en la campaña electoral o en el metro.

«Esa legislación establece que los sobrantes presupuestarios que se originen tienen que ir a una reserva y que solamente podrían utilizarse para satisfacer necesidades urgentes, de manera que algo así el FMI no lo rechazaría, yo no creo que ni siquiera hay que consultarlo  con él porque una medida de esa naturaleza contribuye con  la austeridad del gasto publico».

El 23 de enero de este año Montás manifestó que el gobierno le plantearía al FMI, organismo multilateral con el que la República Dominicana mantiene un acuerdo Stand-By,  basar sus gastos en el presupuesto del 2005, dada la imposibilidad de que los legisladores aprueben la propuesta gubernamental de ingresos y gastos para este año.

Caram consideró, en ese contexto, que el Poder Ejecutivo debería ahorrarse los debates presupuestarios y tomar en cuenta la propuesta del Partido Revolucionario  Dominicano (PRD), la cual establece que los excedentes se transfieran al Banco Central para compensar las pérdidas que este tiene como consecuencia de la emisión de certificados financieros, que son el resultado de la mala administración de la crisis bancaria del año 2003.

Probablemente el secretario Técnico de la Presidencia lanzó esa cortina de humo estratégicamente para obligar a los legisladores a sentarse a negociar, dijo el exfuncionario al resaltar que a la economía dominicana le haría bien someterse a un control de gastos concentrado implícitamente en el año anterior.

«Yo pienso que en lugar de hacer un diálogo  para y discutir algo que no va a tener efecto en la  población, lo mejor es que el gobierno,  si de verdad está dispuesto a acoger esa inquietud que hoy expresa Montás.