Características del verbo/haber/

Características del verbo/haber/

Cada semana, en uno de sus primeros días, me llama desde Boston, Estados Unidos de América, un amigo, casi un pariente, conocido desde largos años, en el segundo curso, sección D, de la entonces Escuela Normal de Varones “Presidente Trujillo”, establecida desde hace unos setenta años en la avenida Duarte, de esta ciudad.

Recuerdo entre los profesores a Max Gómez Oliver, Patronio Mejía, Manolín Troncoso, la profesora Fiure Viuda Llovet.

El pariente me llama por varias razones / motivos: comentar el artículo del domingo anterior publicado en una de las páginas interiores del primer cuerpo de este diario. Pero en esta oportunidad me llamó el mismo domingo retropróximo porque tenía algunas cosas que comentar conmigo.

Después de exponerme varios temas y yo hacer lo mismo, me planteó:

Por cierto, que un señor me dijo que /haber/ es el único verbo que no se conjuga.

Le respondí:- Ese señor te habló de una particularidad dentro del paradigma de los verbos en español, pero no es así específicamente.

Ese verbo tiene sus particularidades, aunque no se puede decir rotundamente que es inconjugable.  

Es una forma auxiliar dentro del empleo de este sistema de conjugación. Ejemplos:

Él /había/dicho, forma del auxiliar haber, construcción binaria: había + decir. Tú /habrás/concluido el trabajo: habrás + concluir. Yo no había comprado ese libro: haber + comprar. En la página 800 de la vigésima segunda edición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua (DRAE), año 2001, formato mayor de dicha impresión, se puede leer: (Del latín habére) “auxiliar”. Úsase para conjugar otros verbos en los tiempos compuestos. Es decir, /haber/ con un participio del verbo principal, como hemos visto. Hay ahí varias conjugaciones del elemento.

También se “usa con infinitivo”, que denota /deber/, /conveniencia/ o necesidad  de realizar lo expresado por dicho infinitivo: /he/ de /salir/ temprano. /Habrá/de conformarse. Lo habido y por haber, locución sustantiva masculina, coloquial: Toda clase de cosas “no /hay/ de qué”, es una frase para decir o significar que no hay razón o motivo para algo. Se anotan en el DRAE otras situaciones o empleos del verbo /haber/.

Con todo, es bueno recordar que el susodicho verbo, con todas las complicaciones que lo definen, tiene el empleo impersonal cuando la oración carece de sujeto: “/Hubo/ tres caravanas en Baní”. No aparece, ni es posible crear un sustantivo ahí para adjudicarle sujeto. Decir que el uso del verbo es impersonal significa que en ese caso /haber/ carece de sujeto; pero está conjugado.

En la lección XVI de su obra Gramática Castellana, Pedro Henríquez Ureña y Amado Alonso estudian los verbos auxiliares, segundo curso, edición Pueblo y Educación, La habana, 1968 expresan: “Los verdaderos (verbos) auxiliares son /haber/ /ser/ y /estar/, y afirmar que es típico de los auxiliares perder (en más o en menos) su significación propia y servir para matizar la significación del otro verbo? Al que auxilian. “/Haber/ significó /tener/” pero ha perdido del todo su significación y solo sirve para la formación de los tiempos compuestos de todos los verbos y para las oraciones impersonales: “Hay gente”, “Había mucho ruido”. El interlocutor es mi amigo, mi hermano José Rafael García Pascal  (Puchito), que en 1962 me confió la revisión de la propuesta de ley que creó el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores, (CODIA) todavía vigente. ¡En horabuena!