Capturan aquí más buscado en P.R.

Capturan aquí más buscado en P.R.

Roberto Ramos González, alias “La Belleza” estaba calificado como uno de los mayores distribuidores de heroína y cocaina en el municipio de Yabucoa de Puerto Rico.

Supervisaba y controlaba los puntos de drogas en esa comunidad. Lo capturaron agentes de la Dirección de Control de Drogas.

Un fugitivo puertorriqueño, vinculado en su país a la venta de heroína, cocaína y crack, fue apresado por agentes adscritos a la  Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Dirección de Migración, mientras transitaba en la avenida  27 de Febrero esquina Privada, del Distrito Nacional.

Roberto Ramos González, alias “La Belleza”, residía en el país con documentos falsos y se hacía pasar por comerciante, de acuerdo con una nota de la DNCD.

El prevenido  es considerado en Puerto Rico como uno de los mayores distribuidores de heroína y cocaína, específicamente en el municipio de Yabucoa.

Según la agencia antinarcóticos del país él “supervisaba y controlaba los puntos de drogas en esa comunidad, los que suplía con un personal que tenía a su servicio”, dijo.

El portavoz de la DNCD, Roberto Lebrón, dijo que alguaciles federales se  enteraron de que el fugitivo se escondía en Santo Domingo, por lo que “inmediatamente iniciaron los trámites para capturarlo.

González está apresado en la sede de la DNCD y será entregado en las próximas horas a las autoridades de los Estados Unidos en Puerto Rico.

En Puerto Rico.  Un Gran Jurado inició el conocimiento de su caso en agosto de 2007, pero el imputado logró evadir la persecución y se refugió en el país.

Según las autoridades puertorriqueñas,  además de comprar drogas al granel para empacarla y distribuirla, éste también entregaba armas de fuego a sus empleados.

Antecedentes

Los cargos judiciales

La  orden de arresto en su contra, la número 0769-0920-0968 J, fue dictada 3 de agosto de 2007, a consecuencia de haber violado las secciones 841, 846 y 860 del Título 21 del Código de Justicia de los Estados Unidos. Según los informes dados a la DNCD, Ramos González  proveyó armas de fuego a sus subordinados para que  lo protegieran mientras distribuía la droga en la zona bajo su control en varias comunidades de la vecina isla.