Candidatos UASD asumen compromiso de honor

Candidatos UASD asumen compromiso de honor

La definición de las elecciones de autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) para el período 2011-2014 tomó ayer un giro inesperado cuando el profesor Rafael Nino Féliz condicionó su respaldo en la segunda vuelta del próximo martes al candidato que asuma un “compromiso de honor”.

En rueda de prensa, Féliz  propuso a Iván Grullón y a Mateo Aquino Febrillet firmar un compromiso de 13 propuestas para la gestión que resulte electa, entre las que se incluye la realización de concursos de oposición para  los puestos directivos.

Quedó en tercer lugar en los comicios celebrados el  martes, en que obtuvo 204 votos (8% del total).

 Se cree que el apoyo de Féliz sería decisivo para la segunda ronda.

Tranque.  Iván Grullón anunció su acogida a la propuesta de Nino Féliz, tras considerar que coincide con sus planes de gestión. En iguales términos se expresó ayer  tarde Aquino Febrillet.

Féliz explicó que en  caso de que los dos candidatos asumieran el compromiso,  les convocará a firmar el acuerdo  en el Aula Magna, y que su apoyo quedaría a discreción de las 204 personas de su movimiento.

Pacto de honor.  El acuerdo que plantea Nino Féliz a los candidatos a la rectoría de la UASD incluye, además, la erradicación del clientelismo y del populismo de la universidad, que afirma han desnaturalizado la esencia de la academia estatal.

Plantea el profesor Féliz  la recuperación de la institucionalidad y el respeto de los organismos de gobierno, la mejora de las condiciones físicas y tecnológicas de todos los espacios de docencia, la elaboración de un presupuesto participativo y la implantación de un sistema de calidad académica y curricular.

También la solución del problema de la plataforma tecnológica y  tomar medidas urgentes para solucionar los inconvenientes de registro, matriculación, inscripción y pago.

 El compromiso promovido por Nino Féliz pretende mejorar la calidad de vida de los servidores universitarios y establecer una mayor vinculación de la universidad estatal con la sociedad y el Gobierno.