Canal de Panamá espera duplicar tráfico de carga con ampliación

Canal de Panamá espera duplicar tráfico de carga con ampliación

Nueva York (EFE).- La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) considera que el ambicioso proyecto de ampliación presentado ayer, que de aprobarse estará concluido en 2014, le permitirá duplicar el tráfico de carga que pasa por sus instalaciones en unos años. Así lo explicó hoy el director de Planificación Corporativa y Mercadeo de la ACP, Rodolfo Sabonge, en una tele-conferencia con medios de comunicación hispanos de EEUU, en el que dio detalles del proyecto de ampliación, de un coste de 5.250 millones de dólares.

Este año pasarán por el Canal de Panamá buques con un total de 290 millones de toneladas de carga, volumen que se verá incrementado notablemente con la ampliación, que aún debe ser aprobado por los panameños en un referéndum.

En este sentido, los responsables de ACO creen que para el año 2025, unos diez años después de finalizada la obra, la cantidad de carga transportada a través del Canal se habrá casi duplicado, hasta los 525 millones de toneladas.

Los más beneficiados serán los puertos de Estados Unidos, que suponen el 60 por ciento del origen o destino de los buques que atraviesan el Canal. No obstante, también repercutirá en los puertos de Latinoamérica, de donde salen o a donde llega el 20 por ciento de las naves de carga que cruzan el Canal.

Las principales rutas comerciales que usan el Canal son de la costa este de Estados Unidos a Asia, de la costa este de Estados Unidos a la costa oeste de Sudamérica, y de Europa a la costa oeste de Estados Unidos y Canadá.

Sabonge recordó que el motivo de las obras de ampliación, que tendrá un impacto medioambiental mínimo, van dirigidas a permitir que puedan cruzar los buques llamados post-panamax, que en la actualidad no pueden transitar por la vía debido a su gran tamaño.

Según dijo, varios puertos están realizando obras de mejora para permitir el atraque de estas naves, entre ellos el de Nueva York, que invertirá 2.000 millones de dólares en aumentar la profundidad de su canal de acceso.

Si bien el proyecto de ampliación se someterá a referéndum del pueblo panameño, Bolanges negó que las fuerzas políticas vayan a hacer un uso partidista de esta consulta.

Desde que Estados Unidos revirtió el control del Canal a Panamá en 1999, es la primera vez que los panameños podrán decidir en un referendo sobre el futuro de la vía interoceánica.

Según las últimas encuestas, la mayoría de los panameños está a favor de la ampliación, que ha despertado el interés de diversas empresas de todo el mundo, entre ellas de EEUU, principal usuario de la vía.