Campesinos protegen afluentes del río Macasía en la frontera

Campesinos protegen afluentes del río Macasía en la frontera

RINCONCITO, Elías Piña.- Brigadas del Plan Nacional Quisqueya Verde han plantado más de 91,000.00 árboles de diferentes variedades en las comunidades de Rinconcito y Hermanos Puello, de esta provincia limítrofe con Haití, como parte del programa de reforestación para la protección y conservación de ríos y arroyos de la zona afectada por la deforestación.

En la comunidad de Hermanos Puello se plantaron desde abril del año pasado más de 42,000.00 árboles entre los que se encuentran Caoba Criolla, Tamarindo, Grabilea, Pinos, explicaron a Cornelio Acosta, coordinador del Programa Frontera Verde, el técnico Pedro  Taveras, del Plan Quisqueya Verde y  Fernan Gonzáles, director provincial de Medio Ambiente  en Elías Piña, durante un encuentro en la zona.

Emiliana Jaquez Paniagua, capataz de la brigada de Rinconcito, explica que en las labores de reforestación han protegido Los tres Cerros, la cañada del Chorro, afluentes del río Macasía, donde se ha sembrado 49,500 árboles de Caoba. 

Pino, Guayacán, Grabilea y Tamarindo.

Las brigadas dirigidas por mujeres por instrucciones del ministro de Medio Ambiente, Jaime David Fernández Mirabal han creado conciencia entre los habitantes de las comunidades de Rinconcito y Hermanos Puello para garantizar la reforestación de la zona.

Con el proceso de reforestación que lleva a cabo el Plan Nacional Quisqueya Verde a través de Frontera Verde en las poblaciones se han protegido el arroyo Gorra de Marcos y Lamedero que son afluentes del río Macasía.

 El director de la escuela Hermanos Puello, profesor Bonifacio Pérez explicó  durante una reunión con Cornelio Acosta, coordinador del Programa Frontera Verde, el técnico Pedro  Taveras, del Plan Nacional Quisqueya Verde y  Fernan Gonzáles, director provincial de Medio Ambiente  en Elías Piña, que el frente que se desarrolla en la comunidad comenzó en abril del pasado año y que han obtenido resultados muy positivos.

Dijo que los habitantes de la comunidad desean integrarse a las labores de reforestación y que igual situación ocurre con los niños y jóvenes que acuden a la escuela, donde han declarado un día para la conservación y protección del medio ambiente.

Explicó que la comunidad Hermanos Puello, es una sección grande con una gran extensión de terrenos, conformada por cinco parajes, con una escuela donde acuden 272 estudiantes, los cuales han participado en algunas jornadas de reforestación y limpieza.

Mientras Rafael Monte de Oca, manifestó que la plantación de los árboles le da liberación a los que viven en la comunidad de Hermanos Puello, con el cual han tenido  grandes logros en la sección.

Explican que ahora han podido comprar sus animales y algunos de los integrantes de la brigada reparar sus viviendas lo que agradecen al Quisqueya Verde y al 

ministro de Medio Ambiente por la idea de fomentar los trabajos de reforestación en esas poblaciones.

César Marmolejos considera que los habitantes de la comunidad deben sentirse bien porque desde que se inició la labor de reforestación han podido encontrar con que comprar los alimentos, y mejorar su situación.

Explica que en la zona han plantado caoba, pino, guayacán y grabilea,  tamarindo en propiedades de las personas de la comunidad, quien han dispuesto parte de sus terrenos para crear una forma de convivir con el medio ambiente.

 Demetrio de los Santos Jiménez  se dedicaba a la siembra de yuca y otros productos, ahora cuenta que su situación ha mejorado en la brigada donde ha podido comprar un motor y una tierra, en tanto que Sergio González de la Rosa, asegura que tiene un medio de vida mejor, compró una marrana y una vaquita con lo que gana en Quisqueya Verde.

Juanita Encarnación Sánchez capataz de la brigada de la comunidad Hermanos Puello  dijo que aquí han sembrado desde el  2 de abril del 2010 donde han sembrado  alrededor de 42,000 Pino, Corazón de Paloma, Grabilea, Tamarindo y  Guayacán.

Si se entera que uno de los hombres que trabajan en la brigada gasta el dinero en bebida alcohólica, o lo juega inmediatamente lo saca, porque se le dijo que es para mejorar la calidad de vida de las familias.

Dominga Batista espera que se cree otra brigada, porque tienen terrenos suficientes para reforestar en esta zona.

Los campesinos de la zona han abierto trocha  de cuatro a cinco metros de ancho en sus propiedades para evitar que los incendios puedan propagarse en caso de que se registren en algunas de las propiedades como se acostumbra todos los años en la comunidad.

Aquí  antes , los campesinos  veían un fuego y nadie le ponía atención, sin embargo, ahora inmediatamente lo reportan y salen a controlarlo porque han tomado conciencia de la necesidad de preservar la zona boscosa y los integrantes de las brigadas han sido capacitados para enfrentar los fuegos forestales.

Uno de los principales problemas que tienen los habitantes de la zona es la falta de agua, ya que la pluviometría de la zona no es favorable, debido a que tienen un período de seca muy marcada, viéndose obligados a cargar el agua de lejos para mojar las plantitas.

En la provincia se reportan alrededor de cuatro incidencia de fuego por día, pero el área afectada ahora es menor que en otros tiempos, aunque la frecuencia no se ha reducido, pero si el área afectada por los incendios.

Los miembros de las brigadas llaman a la dirección provincial de Medio Ambiente para pedir ayuda en caso de ser necesario para combatir cualquier incendio, y a quienes no tienen permiso para desmonte le obligan a que se presenten a solicitar los permisos.

Las brigadas además están obligadas a trabajar por la protección del medio ambiente, la protección de la cuenca acuífera, la reforestación, contra los incendios y luchar contra la contaminación. 

A las labores  de mantenimiento y preservación del medio ambiente en la población se han integrado las asociaciones de ama de casa, la iglesia y fundaciones que trabajan en las labores de capacitación.