Cambian de prisión a Lucio Gutiérrez

Cambian de prisión a Lucio Gutiérrez

QUITO  (AFP).- El ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez, detenido bajo la acusación de atentar contra la seguridad del Estado, fue trasladado ayer del viejo Penal García Moreno a otra prisión de Quito -considerada de lujo- para precautelar su integridad, informó a la AFP un portavoz carcelario.

El vocero indicó que el traslado se registró en la madrugada del miércoles, en medio de extremas medidas de seguridad.

El ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Castillo, confirmó a la prensa que Gutiérrez fue llevado del penal García Moreno (en el centro colonial) a la cárcel cuatro (en el norte de Quito), considerada de lujo al ser una vivienda adecuada para albergar a pocos presos.

En la cárcel cuatro, creada para que ex policías cumplan condenas, permaneció temporalmente el ex presidente Fabián Alarcón, quien fuera acusado de presuntos hechos de corrupción.

Castillo dijo que también fueron trasladados Fausto Cobo, ex secretario de la Administración Pública, y Gilmar Gutiérrez, hermano menor del ex gobernante.

“Hubo una información acerca de que se intentaba, por un grupo de reclusos, tomar de rehén a él o a los otros dos que han sido trasladados, y pienso que estarán más seguros en la cárcel cuatro, en mejores condiciones, más cómodos y protegidos”, agregó.

Según el ministro, Gutiérrez y sus allegados corrían el riesgo de ser retenidos por los reclusos para reclamar reivindicaciones.

“El objetivo de ese traslado es estrictamente elevar su seguridad y condiciones de permanencia, que en nuestras cárceles son desastrosas siempre”, manifestó.

Gutiérrez denunció, a su vez, un complot para asesinarlo durante un motín que se planeaba en la penitenciaría.

“Al propio director le escuchamos en tres ocasiones que se estaba preparando un motín dentro de la prisión y que entre otras personas le habían puesto precio a mi cabeza”, dijo el ex presidente a la emisora privada RCN de Colombia.

Gutiérrez no identificó a los supuestos autores del complot, pero responsabilizó por su seguridad al mandatario Alfredo Palacio, a quien culpa de haberle dado un golpe de Estado.

Mientras, el diario ecuatoriano El Universo señaló que por la muerte de Gutiérrez se ofrecían 100.000 dólares, según una carta que sus abogados, Luis Almeida y Jorge Acosta, entregaron el martes al ministro Castillo.

Almeida dijo que las autoridades carcelarias habían advertido a Gutiérrez que se cuide, en virtud a que ya se ha puesto precio a su vida.

El ex mandatario se quejó de la estrechez de la celda que compartía con Cobo en un área de máxima seguridad del García Moreno, además de la insalubridad.

Gutiérrez fue destituido de la presidencia en abril de 2005, cuando enfrentó una revuelta popular, y salió al exilio, del que regresó en octubre para ser detenido inmediatamente al pesar sobre él una orden de prisión dictada por la justicia, que lo procesa penalmente por supuestamente haber atentado contra la seguridad del Estado.

Antes de su retorno, el ex presidente estuvo en Brasil, Estados Unidos, Perú y Colombia. Su destitución se convirtió en el principal acontecimiento de 2005 en Ecuador, según una encuesta de la empresa privada Cedatos.