Café en Costa Rica y República Dominicana

Café en Costa Rica y República Dominicana

Frank Tejada Cabrera.

El café es originario de Etiopía, de donde los árabes comenzaron a comercializarlo, llevándolo a los principales países de Europa, de donde pasó al continente americano; siendo una de las bebidas de mayor consumo en el mundo. En las Américas de clima tropical se comenzaron a sembrar plantaciones comerciales a partir de 1800, habiendo registros que en Costa Rica este tipo de plantaciones se inició en 1825.
La producción mundial de café al 2018 se estimaba en 155 millones de sacos de 60 kilos cada uno, los cuales se cultivaban en 2,550,500 hectáreas. Los países de mayor producción son Brasil con un 34%, Vietnam con un 20%, Colombia con un 10%, Indonesia con un 8% y así sucesivamente el resto de los países. El café en el mundo en un 60% son variedades de tipo arábico y en un 40% de tipo robusta. El arábico produce café de alta calidad tipo gourmet y el robusta son variedades para hacer mezclas con el arábico, ya que la calidad del robusta es inferior. Vietnam su café en su mayoría es tipo robusta y se ha desarrollado en los últimos años, porque hasta 1985 producía muy poco café, pero Europa, especialmente Alemania apoyó financieramente la siembra de café en ese país.
En Costa Rica a partir de 1989 prohibieron por ley sembrar café-robusta, porque al ser un país pequeño, decidieron competir en el mercado con alta calidad de café gourmet, ya que ellos igual que Colombia tienen condiciones ambientales favorables para producir café gourmet, que cultivan desde 1260 a 1600 metros de altitud, con terrenos fértiles y un clima propicio para el café gourmet. Hoy en día Colombia cultiva 800,000 hectáreas y Costa Rica 84,000 hectáreas, compiten en el mercado internacional en calidad, porque así los productores en las fincas pueden procesar el café tipo gourmet y lograr mejores precios en el mercado. El consumo de café mundial está concentrado en EUA, con un 17% del consumo mundial, Brasil con un 15%, Alemania con 6%, Francia e Italia ambos con un 4% y así el resto de los países.
RD en el censo agropecuario de 1981 se registraron 2.4 millones de tareas de cafeto, en el registro de 1998 bajó a 1.9 millones de tareas y en el 2018 se estima existen 1.2 millones de tareas, disminución que estuvo influida por las enfermedades, especialmente la roya y como el cultivo en su mayoría está concentrado en pequeños agricultores, desde 1980 en adelante los precios internacionales influyeron para disminuir las plantaciones, en vista que los diferentes gobiernos cometieron el error de no apoyar al agricultor y fueron desapareciendo, porque el cultivo no era rentable. A partir del 2017 el gobierno comenzó un plan de incentivos a las plantaciones de café, pero el consumo del país en un 60% es café importado.
RD debería hacer un acuerdo con los caficultores de Costa Rica, para un intercambio de conocimientos, ya que en ese país han logrado desarrollar una tecnología, donde el pequeño caficultor puede procesar café de alta tecnología, para el mercado externo, buscando mejores precios. El país necesita crear una cultura para producir café gourmet.