Bush reforzará lucha contra terror

Bush reforzará lucha contra terror

Washington,  (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, ya de regreso en Washington tras las vacaciones navideñas, sentará esta semana las bases de la estrategia para su sexto año de Gobierno, centrada sobre todo en la lucha contra el terrorismo.

“He estado pensando largo y tendido en 2006” y “voy a seguir trabajando todo lo que pueda para poner las bases de la paz”, afirmó el presidente el domingo tras visitar en San Antonio (Texas) a un grupo de soldados heridos en combate.

Bush no ha especificado detalles de sus prioridades para el año que acaba de comenzar, pero sí ha dado a entender que mantendrá en la misma línea su política antiterrorista y que intentará convencer a los estadounidenses de que la economía va bien.

Por lo que se refiere al terrorismo, el presidente quiere seguir adelante con la estrategia que puso en marcha tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, pese a las controversia suscitada a raíz de la revelación de que el Gobierno espió, sin autorización, a ciudadanos sospechosos de terrorismo.

Algunos congresistas, sobre todo demócratas, han puesto el grito en el cielo ante lo que consideran una clara extralimitación de la Casa Blanca y una violación de los derechos de los ciudadanos.

Un gobierno de coalición

BAGDAD (AP).- El principal grupo de suníes iraquíes realizó un viaje sin precedentes al norte del país para reunirse con líderes curdos y coincidió ayer por primera vez en los lineamientos generales para formar un gobierno de coalición.

Como parte de las negociaciones para formar un nuevo gobierno de coalición, el presidente Jalal Talabani le aseguró al primer ministro Ibrahim al-Jaafari que sus compañeros curdos no presentarán objeciones si la Alianza Unida Iraquí _que según los cómputos preliminares habría ganado los comicios_ lo nomina nuevamente para el puesto.

Pero fue el acuerdo entre el presidente regional de Kurdistán Massoud Barzani y los representantes del principal partido suní, el Frente de Acuerdo Iraquí, el que abrió camino a un nuevo gobierno de coalición. Generó también la ira de otros partidos más pequeños y grupos seculares.