Bush pide reforma migratoria integral

Bush pide reforma migratoria integral

IRVINE, EEUU (AFP).- El presidente estadounidense, George W. Bush, instó nuevamente ayer, lunes, al Congreso a aprobar una reforma migratoria “racional” que mejore la seguridad fronteriza, otorgue permisos de trabajo temporarios a extranjeros y defina la suerte de millones de indocumentados.

En un discurso en Irvine, California, el Estado con más inmigrantes de Estados Unidos, Bush advirtió que el tema enciende pasiones y admitió que el gobierno tiene el deber de asegurar la seguridad en la frontera.

Pero también defendió su plan para otorgar permisos de trabajo temporarios a extranjeros a fin de llenar vacantes que los estadounidenses no quieran ocupar.

“Creo que la mejor manera de controlar mejor nuestra frontera, además de asegurarnos de que tenemos equipamiento moderno y personal en el lugar (…) es tener un plan racional que reconozca que la gente viene aquí a trabajar y permitir que lo hagan de manera temporaria”, indicó.

A seis meses de las legislativas de noviembre, y con los republicanos divididos entre aquellos que desean reforzar la seguridad fronteriza y los que defienden los intereses empresariales y por ende la mano de obra barata, Bush recalcó que seis millones de personas fueron detenidas tratando de cruzar la frontera desde 2001, y fueron deportadas.

Tras multitudinarias manifestaciones de inmigrantes y sus defensores en California y todo el país en las últimas semanas, Bush insistió asimismo en que es “irreal” llevar a cabo una “deportación masiva” de los estimados 12 millones de indocumentados que residen en Estados Unidos.

Bush dijo estar a favor de una reforma en la cual los extranjeros sin papeles cumplan con ciertos requisitos como pagar una multa y aprender inglés, tal como plantean varios senadores, para luego ponerse “al final de la cola” para recibir un permiso de trabajo permanente (green card, o tarjeta verde).