Bush-Kerry posible duelo

Bush-Kerry posible duelo

WASHINGTON (AFP).- Un duelo Bush-Kerry se perfila como el desenlace más probable de la campaña electoral faltando nueve meses para los comicios presidenciales en Estados Unidos, con un mandatario saliente a la defensiva y obligado a justificar la guerra en Irak.

El candidato favorito a la investidura demócrata John Kerry, logró nuevas victorias durante el fin de semana y dispone de una sólida ventaja, con 10 caucus o primarias ganadas en un total de 12, desde el comienzo de la maratón electoral a mediados de enero.

Ignorando a sus rivales demócratas, el senador de Massachusetts concentra cada vez más sus ataques sobre el presidente republicano, reforzando la impresión de que es el único en carrera para desalojar de la Casa Blanca a George W. Bush.

Bush en una rara entrevista televisada, afirmó estar convencido de que ganará la elección presidencial del 2 de noviembre, pero pareció estar mayormente a la defensiva ante la persistencia de las preguntas sobre la información de inteligencia relacionada con las armas de destrucción masiva (ADM) que supuestamente poseía Irak y los fundamentos de la guerra emprendida su administración.

La entrevista de una hora filmada en el Salón Oval de la Casa Blanca, fue realizada luego de semanas de controversia sobre el tema y cuando en las encuestas el nivel de aprobación del presidente está en su nivel más bajo, menos de 50%, varios sondeos lo dan además como perdiendo en la hipótesis de un enfrentamiento con Kerry si la elección fuera hoy.

En un abrumador editorial, el New York Times califica este lunes de «inconsistente» la labor del presidente, estimando que sus explicaciones sobre las razones que lo llevaron a la guerra contra Irak están «lejos de ser tranquilizadoras».

Para el reputado cotidiano neoyorquino «nada en esa entrevista da lugar a la esperanza», ni sobre la capacidad del presidente de distinguir entre «verdaderas amenazas y falsos alertas» ni sobre su «valentía para decir la verdad sobre un tema tan grave como la guerra».

El semanario Time planteaba la pregunta sin ambages este lunes en su portada: «¿Bush tiene un problema de credibilidad?».

Para los demócratas el pasaje sin duda más explotable de la entrevista desde el punto de vista político, es cuando el presidente reconoce haberse equivocado al declarar al país en vísperas de la guerra, que Irak continuaba «teniendo y escondiendo armas de las más mortales jamás concebidas».

El periodista Tim Russert, luego de releer esa cita, le señala: «Aparentemente no era el caso». El presidente admite: «Es cierto».

Kerry aprovechó esta brecha, estimando que el presidente le contó «cuentos al pueblo estadounidense» sobre las razones de ir a la guerra contra Irak.

«Ahora el presidente nos presenta nuevas explicaciones sobre porqué envió gente a la guerra», afirmó el senador de Massachusetts el domingo luego de la entrevista televisada de Bush. «El problema no es simplemente que cambie su versión (de los hechos) hoy, es que parece haber contado cuentos al pueblo estadounidense en 2002», cuando insistía en que Irak tenía un arsenal secreto que debía ser destruido.

Por su parte el general retirado Wesley Clark, que oficialmente continúa siendo candidato, afirmó: «Todavía no sabemos porqué fuimos a la guerra contra Irak».

Al igual que John Edwards, Clark espera probar su suerte en las dos importantes pruebas del martes en Virginia y Tennessee, dos Estados del sur difíciles para candidatos del norte como Kerry.

Por el contrario, Kerry se haría inalcanzable si lograra imponerse en estos dos Estados.