Bush cancela depósitos reserva estratégica para paliar alza crudo

Bush cancela depósitos reserva estratégica para paliar alza crudo

Washington (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, “tocado” en su popularidad por la subida de la gasolina, anunció ayer una serie de medidas, entre ellas la interrupción de los depósitos a la Reserva Estratégica, para intentar frenar la escalada de precios. Según los datos del Gobierno, el precio medio del galón (3,78 litros) de gasolina alcanzó la semana pasada los 2,91 dólares, el cuarto valor más alto de la historia.  

Desde entonces, esa cifra no ha dejado de subir y supera ya en todo el país la barrera de los tres dólares, algo insólito en EEUU.

La presión de los precios obligó hoy a Bush a hablar sobre energía por segunda vez en cuatro días.

En un discurso en Washington, Bush afirmó que una de las prioridades es aumentar la oferta disponible. Para ello, indicó, se suspenderán hasta el próximo otoño (en el hemisferio norte) los depósitos de petróleo en la Reserva Estratégica nacional.

“La Reserva Estratégica ya es lo suficientemente grande como para protegernos frente a cualquier problema en el suministro durante los próximos meses. Así que si interrumpimos los depósitos hasta el otoño, dejaremos un poco más de petróleo en el mercado”, explicó.

Los expertos, según Bush, calculan que los altos precios de la gasolina se prolongarán al menos hasta entonces. 

Tradicionalmente, durante los meses de verano sube el precio de este combustible en EEUU, cuando comienza la temporada de vacaciones y aumenta la demanda.

“Cada aportación, por pequeña que sea, cuenta”, indicó el presidente en un discurso en Washington.

Igualmente, suspendió ciertas normas federales sobre gasolina “limpia” que obligan a los consumidores a comprar mezclas más caras.

Otra de las “patas” de la estrategia será, agregó Bush, “garantizar que los consumidores reciben un trato justo” en las gasolineras y que no se aumentan los precios artificialmente.

Por ello, indicó, ha pedido una investigación para determinar si en alguno de los 50 estados del país se da esa práctica.

Además, las empresas de energía deben “reinvertir sus flujos de capital para ampliar su capacidad de refinado, o para desarrollar nuevas tecnologías o fuentes alternativas”, declaró.

“Necesitamos ampliar nuestra capacidad de refinado”, insistió el presidente, para lo que pidió al Congreso que simplifique las normas para la construcción de nuevas plantas.

La tercera parte del plan es “promover una mayor eficiencia” en el uso de combustible y alentar a los consumidores, incluso mediante incentivos fiscales, a la compra de vehículos híbridos -que a su motor de gasolina unen uno eléctrico- o de diesel, que usan un 30 por ciento menos de combustible.

Bush también subrayó que su Gobierno promueve la investigación de fuentes alternativas de energía, como el etanol, un combustible “bueno para la agricultura” (se extrae del maíz), y “bueno para el medio ambiente”.

La subida de los precios del petróleo, y por ende de la gasolina, ha hecho saltar la alarma en la Casa Blanca y en el Partido Republicano, que tiene la mayoría en el Congreso.

El 7 de noviembre se celebran elecciones legislativas que renovarán un tercio del Senado y toda la Cámara de Representantes, y la oposición demócrata se ha lanzado a criticar a la Casa Blanca por las alzas de los precios de los combustible.

La preocupación entre los republicanos llevó a su líder en el Senado, Bill Frist, y al presidente de la Cámara de Representantes, Dennis Hastert, a escribir una carta a Bush en la que pedían una investigación sobre la posible manipulación de los precios.

Una encuesta divulgada el lunes por la cadena de televisión CNN indicaba que los altos precios de la gasolina han dejado sentir ya su impacto en los índices de popularidad presidencial, que se sitúan ahora en el 32 por ciento, el nivel más bajo de su mandato.

Según la encuesta, el 69 por ciento de los encuestados asegura que la subida les está suponiendo dificultades y sólo el 28 por ciento asegura que el alza de la gasolina no le ha reportado problemas.