Bush anuncia restructura militar

Bush anuncia restructura militar

WASHINGTON (AFP).- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, tiene previsto anunciar este lunes la mayor reestructura de la presencia militar estadounidense en el exterior desde el fin de la Guerra Fría, con el traslado de entre 70.000 y 100.000 soldados de Europa y Asia.

   El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld definió el plan de reestructura como «ideas» que han sido discutidas con países aliados y con miembros del Congreso, aunque sus detalles específicos aún están por ser negociados con los países que se verán afectados.

   Preciso que esas ideas apuntan a «incrementar la aprovechabilidad» de las  fuerzas estadounidenses.

   Estimó que «probablemente» habrá más soldados en Estados Unidos y se procurará «rotar las tropas y realizar ejercicios conjuntos con varios países».

   «Habrá un traslado desde Alemania, y hemos hablado de eso con Alemania, y de algunas cifras», dijo Rumsfeld. «Ellos están haciendo lo mismo. También están reajustando sus fuerzas, y lo comprenden».

   Estados Unidos mantendrá sus bases en Alemania, agregó Rumsfeld. Pero el plan de reestructura apunta a rotar las tropas estadounidenses por distintas «locaciones operativas de avanzada» con escaso personal.

   El plan, cuyos últimos detalles aún no han sido anunciados, afectará sobre todo a las unidades estadounidenses desplegadas en Alemania y Corea del Sur, que constituyeron durante la Guerra Fría dos de los principales bastiones de Estados Unidos contra el comunismo.

   Los efectivos retirados de Europa y Asia serán desplazados a bases en Estados Unidos en el correr de los próximos tres a cuatro años, precisaron las fuentes consultadas.

   Otras unidades no regresarán a Estados Unidos sino que serán desplegadas en Europa Oriental, sobre territorio de los nuevos miembros de la OTAN, explicó el diario The Washington Post, que citó fuentes de la Casa Blanca.

   Estados Unidos tiene actualmente unos 100.000 militares desplegados en Europa y una cifra similar en Asia, sin contar los batallones desplegados en Irak y Afganistán.

   Solamente Alemania acoge unos 70.000 soldados estadounidenses ubicados en 73 bases, y el centro de comando de las fuerzas estadounidenses en Europa está instalado en Stuttgart (sudeste).

   Seúl ya había anunciado que Washington tenía la intención de retirar 12.500 soldados de su país, antes de fines de 2005. Esa cifra equivale a un tercio de los efectivos instalados en Corea del Sur desde que ambos países formaron una alianza tras el fin de la guerra de Corea en 1953, que dividió a la península.

   Tras los ataques terroristas del 11 de setiembre de 2001, Rumsfeld, se convirtió en uno de los principales defensores de la reestructuración, en el marco de una vasta modernización de la defensa estadounidense que privilegiara las fuerzas más ligeras y ágiles para enfrentar el nuevo tipo de guerra contra el terrorismo.

   A comienzos de mes, Rumsfeld repitió la idea ante el consejo de relaciones exteriores de Chicago, al declarar que Estados Unidos no tenía más necesidad de estacionar tantas tropas en Alemania, debido a que la amenaza de una ofensiva soviética había desaparecido.

   «Decidimos, entonces, que el momento ha modificado nuestra doctrina de defensa en Europa y en Asia y en todo el mundo, y pasar de una defensa estática, que no tiene mucho sentido hoy en día, a capacidades mucho más móviles», declaró durante esa intervención el 6 de agosto, destacando que el nuevo sistema permitía responder mejor a la amenaza asimétrica que representa el terrorismo.