Bush anuncia asistencia para el Caribe

Bush anuncia asistencia para el Caribe

MONTERREY, México.— El presidente Hipólito Mejía participó ayer en una reunión con mandatarios del Caribe donde el presidente de Estados Unidos, George Bush, anunció el impulso de un programa de asistencia a la región llamado «Tercera Frontera.

En el encuentro, al que también asistieron los presidentes Jean Bertrand Aristide, de Haití, así como los jefes de gobierno de los 14 países que integran el Mercado Común del Caribe (CARICOM), Bush estuvo acompañado del secretario de Estado, Collin Powell, y de los subsecretarios del Tesoro, John Taylor, y de Asuntos Interamericanos, Robert Noriega.

Entretanto, el embajador Jesús María Hernández, jefe de la delegación técnica dominicana que participa en la discusión y redacción de la Declaración de Monterrey, pidió que sea «flexibilizada» la propuesta de Estados Unidos en la Cumbre Extraordinaria de las Américas para que se expulse del sistema interamericano a los países de la región que no adopten acciones exitosas para erradicar la corrupción.

El presidente Mejía, al ser abordado al término del encuentro celebrado en el hotel Presidente Intercontinental, donde se hospeda la delegación estadounidense, se limitó a ponderar la iniciativa.

«Fue una reunión muy interesante que encabezó primero el secretario de Estado, Collin Powell, donde se anunció el plan Tercera Frontera para los países del Caribe y nosotros participamos», se limitó a informar el presidente Mejía. Agregó que poco después se incorporó al encuentro el presidente Bush «y discutimos temas muy importantes».

«Estamos en discusión de este nuevo tema. Ya nos han llamado la tercera frontera” se busca la “ampliación de nuestras relaciones de ayuda y colaboración», expresó el jefe del Estado.

Mejía aclaró que el encuentro se limitó a tratar temas sobre el Caribe y que no hubo ningún intercambio de corte bilateral, ni siquiera en lo relativo al inicio de las negociaciones entre su país y Estados Unidos para un tratado de libre comercio.

El presidente Mejía llegó a la 1:25 de la tarde en un avión privado al aeropuerto Marino Escovedo, en las afueras de esta ciudad, donde fue recibido por una comitiva oficial encabezada por el gobernador del Estado de Nueva León, José González Prats. Había partido de la base militar dominicana en San Isidro a las 10:30 de la mañana de ayer.

El embajador Jesús María Hernández, encargado de Cumbres de la Cancillería y quien encabeza la delegación técnica dominicana a la Tercera Cumbre Extraordinaria de las Américas, explicó que el plan «Tercera Frontera» fue anunciado por primera vez por el presidente Bush en el 2001, para auxiliar a las pequeñas economías del Caribe.

El programa comprende asistencia para la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, combate a la corrupción, así como un financiamiento de US$20 millones para prevenir el SIDA y programas de educación y protección al medio ambiente, dijo Hernández.

Estados Unidos considera al Caribe como su tercera frontera después de México y Canadá, y esto explica el nombre del programa de ayuda a la región, agregó Hernández.

Explicó que el programa había estado trabajándose en Washington a través de los embajadores del CARICOM y República Dominicana y el presidente Bush decidió aprovechar esta cumbre americana para anunciar su decisión de impulsarlo.

El plan persigue, además, la apertura de un centro regional de educación en una de las islas del Caribe y otro en Honduras para especializar recursos humanos.

La prensa no tuvo acceso a la reunión.

LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Al pedir flexibilidad para los países que no han tenido éxito en la lucha contra la corrupción, Hernández dijo que la iniciativa estadounidense es «bastante fuerte», además de que no establece un mecanismo para determinar cuándo un país ha fracasado en su lucha contra la corrupción.

Dijo que República Dominicana suscribió la Convención contra la Corrupción de la Organización de Estados Americanos (OEA) y que respalda todas las acciones que en el plano individual o colectivo adopten las naciones de la región para erradicar este mal.

Empero, República Dominicana respalda la propuesta estadounidense, tras recordar sus posiciones a favor de la integración comercial.

En el hotel Quinta Real, donde se hospeda el mandatario dominicano y su comitiva, se registran también los presidentes de México, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Panamá y Perú. Mejía tiene previsto retornar a la República Dominicana la noche de este martes.

La cumbre fue inaugurada al caer la tarde con discursos de los presidentes Vicente Fox, de México; Ricardo Lagos, de Chile y George Bush, de los Estados Unidos, quienes coincidieron en la necesidad de buscar alternativas para terminar con la pobreza que afecta a más de 225 millones de personas en el Continente.

Inusualmente en una cumbre americana, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Hors Köhler, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, tuvieron turnos como oradores.