Brecha fiscal es asunto principal en negociación entre Grecia e instituciones

Brecha fiscal es asunto principal en negociación entre Grecia e instituciones

Atenas. La brecha fiscal es el asunto principal que tratan los representantes de las instituciones internacionales y del Gobierno griego en las reuniones de carácter técnico que mantienen en Atenas, informó hoy la prensa local.

Los representantes de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Gobierno griego se reúnen desde el jueves en un céntrico hotel de la capital helena para recopilar datos específicos en materia fiscal y macroeconómica.

Los primeros análisis se centran en la ejecución del presupuesto y el progreso de la economía con el objetivo de evaluar las medidas que Grecia podría necesitar a finales de año, apunta el diario Kathimerini.

Este primer grupo de técnicos -al que en los próximos días podrían unirse nuevos equipos encargados de recoger información sobre las reformas estructurales y el sector bancario- estudia cómo Grecia podrá cumplir sus objetivos de crecimiento.

Las instituciones fijan que el país tendrá un “agujero” fiscal de 2.000 millones de euros en 2015 si el superávit primario es de entre el 1 % y el 1,5 % del producto interior bruto (PIB).

Una de las “victorias” del Gobierno griego en el acuerdo para extender la financiación del país hasta junio fue que no se mantuviese el objetivo de superávit primario acordado con el anterior Ejecutivo del 3 % del PIB para este año y del 4,5 % para 2016 y que, en su lugar, el crecimiento se fijase en función de la evolución de la economía. Según Kathimerini, los representantes calculan que la previsión de la CE de un 2,5 % de crecimiento para 2015 es demasiado optimista y prevén que si esta cifra es aún menor, la brecha fiscal crecerá.

Al tiempo que los trabajos técnicos del denominado “Grupo de Bruselas” continúan en Atenas, el primer ministro, Alexis Tsipras, se reúne con su equipo económico para discutir las necesidades de financiación del país.

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, se mostró confiado ayer, en una conferencia en Italia, en que antes del 20 de abril conseguirán llegar a un acuerdo con los prestamistas sobre las reformas que Grecia debe implementar para desbloquear nuevas ayudas y aseguró que para ello el Gobierno puede retrasar la aplicación de algunas de sus promesas electorales.

“Si esto significa que para los próximos meses, cuando estemos negociando, suspendemos o retrasamos la ejecución de nuestras promesas, debemos hacerlo precisamente para construir confianza con nuestros socios”, dijo.