Brazo de Al Qaida trata unir islamistas

Brazo de Al Qaida trata unir islamistas

ARGEL,  (AFP) – El Brazo de Al Qaida en el Maghreb Islámico (BAQMI), que reivindicó los dos atentados perpetrados el martes en Argel, pretende unificar todos los movimientos islamistas que operan en Marruecos, Túnez, Argelia e incluso en el Sahel, según expertos en anti-terrorismo.

 BAQMI, nueva denominación del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), adhirió en 2006 a la red terrorista que dirige Osama Bin Laden.

 El BAQMI es dirigido por Abdelmalek Drukdel (a) Abu Mossaab Abdeluadud, que se inspira en el modelo del jordano Abu Mussab Al-Zarqaui, dirigente terrorista de Al Qaida que fue eliminado por el ejército norteamericano en Irak.

 Su organización introdujo en Argelia el método de los atentados suicidas, que nunca había sido utilizado por otros movimientos insurreccionales.

 El BAQMI reivindicó sucesivamente las operaciones kamikaze contra el Palacio de Gobierno y una comisaría de los suburbios de Argel el 11 de abril (30 muertos), el atentado perpetrado el 11 de julio contra un cuartel en Lakhdaria (10 muertos) y las operaciones suicidas del 6 de septiembre en Batna contra el presidente Abdelaziz Buteflika (22 muertos) y un cuartel de guardacostas el 8 de septiembre en Dellys (30 muertos).

 La organización, según expertos en lucha anti-terrorista, cambió el método operativo al constituir comandos de kamikazes integrados por jóvenes reclutados en los barrios pobres de las grandes ciudades, donde los islamistas tienen aún una gran implantación.

 Las autoridades argelinas, sorprendidas por esa evolución del terrorismo en el país, tropiezan con serias dificultades para encontrar una solución eficaz.