Boxeador dominicano quiere una pelea con el argentino Rodrigo Barrios

Boxeador dominicano quiere una pelea con el argentino Rodrigo Barrios

Por CARLOS NINA GóMEZ
Joan Guzmán, ¿ya a las puertas de un combate por el campeonato mundial del peso ligero junior? La pregunta, según observadores del boxeo, encuentra una respuesta sencilla: Sí, es prácticamente un hecho el montaje -en la ciudad de Los Angeles- del referido pleito de puños enguantados.

 Guzmán, ex monarca súper gallo (122 libras) y que respaldaba la Organización Mundial de Boxeo, OMB, ha intensificado sus entrenamientos en un «cuartel» de prácticas instalado en las afueras de Nueva York.

 Pero pronto, se supo, regresará a su «cuartel» oficial que está en Las Vegas, estado de Nevada, Estados Unidos.

Aunque al momento de escribirse este trabajo no se tenía ninguna noticia oficial, un informe de alta confiabilidad da cuenta de que «allegados al peleador quisqueyano hacen los arreglos de lugar para que se dé la esperada pelea por el cetro mundial de las 130 libras».

En su más reciente riña, celebrada el pasado seis de mayo en Las Vegas, Guzmán derrotó por decisión unánime (en diez rounds) al mexicano Javier Jáuregui, un efímero campeón mundial del peso ligero.

 Fue su primer combate en los ligeros juniors tras incursionar, brevemente, en la categoría pluma (126 libras).

Había decidido invadir el peso pluma después de haber abdicado al cinturón súper gallo. La razón principal de no seguir como peleador de las 122 libras es que tenía serios problemas para hacer el peso súper gallo.

El gladiador quisqueyano, invicto en 25 peleas profesionales (17 nocauts), vio frustrada su propósto de contender por la corona pluma, también avalada por la OMB y que estaba en poder del británico Scott Harrison.

La nunca realizada pelea por el cetro pluma de la OMB tuvo tres posposiciones hasta que el equipo de Guzmán decidió olvidarse del proyecto y comenzar a «probar suerte» en la categoría inmediatamente superior.

Guzmán busca a Barrios

El comité de campeonatos mundiales de la OMB estaría en disposición de pactar una pelea -por la faja omebeísta de los ligeros juniors- protagonizada por Joan Guzmán y el argentino Jorge Rodrigo -La Hiena- Barrios.

Rodrigo Barrios es el monarca ligero junior de la OMB. Sus manejadores no «barajarían» una pelea con el retador dominicano.

Rodrigo Barrios, el pasado mayo, hizo una positiva defensa del título ligero junior al noquear a Janos Nagy de Hungría.

El monarca argentino apenas permaneció subido en el cuadrilátero 49 segundos…en ese lapso noqueó a su rival.

 Los analistas creen que La Hiena Rodrigo Barrios, pese a su experiencia y tener un respetable registro profesional de 46-2 (33 nocauts), podría ser un enemigo «cómodo» para el retador criollo.

 Se supo que la compañía Golden Boy Promotions, que regentea el estelar boxeador estadounidense-mexicano Oscar de la Hoya, garantizaría una buena bolsa para el campeón argentino…si acepta enfrentarse a Guzmán.

Guzmán pertenece a la compañía de De la Hoya quien ha declarado que el dominicano tiene las condiciones suficientes para ser el nuevo campeón mundial de las 130 libras.

 Le «match» Guzmán-Barrios podría pactarse a mediados de septiembre -fecha tentativa- y el escenario sería un coliseo de Los Angeles o Las Vegas, Nevada.

En ese mismo escenario pelearían, en combate de revancha, Marco Antonio Barrera y Ricardo «Rocky» Juárez por el cetro ligero junior, pero avalado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

No se descarta a Barrera

El mexicano Marco Antonio Barrera, campeón ligero junior del CMB, también figura en la agenda de Joan Guzmán.

Barrera, un veterano pugilista con más de un 70 peleas profesionales, defendió recientemente su corona al derrotar, en 12 intensos asaltos, a «Rocky» Juárez.

 Expertos locales, al ver el desempeño de Barrera (68-4, 54 nocauts), se adelantaron a decir que Guzmán «no tendría muchos apuros» en un enfrentamiento con el bravo pugilista azteca nacido en Ciudad México, Distrito Federal.

Es cierto que el apoderado oficial de Guzmán, José Núñez y la gerencia de Golden Boy Promotions están más cerca -para un combate titular- de la OMB, pero no descartan, se dijo, que busquen también un pleito con Barrera.

 Barrera, ya bastante golpeado -pese a sus resonantes éxitos en una larga carrera-, podría ser un «enemigo confiable» para Guzmán, precisaron analistas dominicanos.

Mientras tanto, el púgil oriundo del popular barrio de Guachupita, se mantiene a la expectativa y entregado al ciento por ciento al gimnasio.

Guzmán busca convertirse en el primer boxeador dominicano que gana dos coronas mundiales en divisiones diferentes.