Bolaños advierte no tolerará violaciones del orden constitucional

Bolaños advierte no tolerará violaciones del orden constitucional

MANAGUA (AFP) – El presidente de Nicaragua Enrique Bolaños advirtió este viernes que «no tolerará» que sus adversarios liberales y sandinistas, que controlan el Congreso y el Poder Judicial, cambien la Constitución para reducir la independencia y las atribuciones de su gobierno.

«Puedo asegurarles que no toleraré violaciones a la Constitución que ustedes y yo juramos cumplir», afirmó Bolaños durante el acto del 26 aniversario del Ejército de Nicaragua, en las afueras de Managua.

«Como presidente de la República usaré toda la autoridad conferida por la Constitución y las Leyes para no permitir que se violente la voluntad popular», subrayó el mandatario nicaragüense.

Bolaños fijó de esta manera su determinación de no reconocer una resolución de la Corte Suprema de Justicia que el martes declaró válidas y vigentes unas reformas constitucionales aprobadas este año y que restan poderes al Ejecutivo.

Las enmiendas fueron aprobadas en las bancadas del Frente Sandinista (FSLN, izquierda) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha), que controlan la mayoría de escaños del Congreso, en abierta pugna con el Ejecutivo.

Estos partidos son liderados respectivamente por los ex presidentes Daniel Ortega (1979-90) y Arnoldo Alemán (1997-02), quien descuenta una condena de 20 años de prisión por delitos de corrupción.

Bolaños llamó a las Fuerzas Armadas a defender la Constitución «que ustedes y yo juramos defender cuando asumí la Primera Magistratura de la nación, en el 2002», y el respeto a su mandado presidencial.

«Ustedes deberán ser garantía de que la voluntad soberana del pueblo será respetada para el ejercicio del poder civil delegado por el pueblo en elecciones libres», indicó.

Bolaños manifestó además su confianza de que el Ejército, que fue fundado en 1979 para defender la revolución sandinista, no volverá a servir intereses partidarios.

«Ustedes nunca más deberán responder a las consignas del caudillo insaciable de poder», dijo Bolaños en alusión a Ortega, al que culpó de haber mandado a miles de nicaragüenses a la guerra para defender la revolución.

«Ustedes han sido testigos de las ambiciones irracionales de quienes en el pasado utilizaron las bayonetas y los fusiles para pretender entronizarse en el poder y sumir a nuestro pueblo en la miseria», fustigó el mandatario.

El jefe del Ejército, general Omar Halleslevens -un ex guerrillero sandinista- no quiso comentar el discurso del presidente. Se limitó a decir que la institución «siempre ha actuado en defensa de la constitución y la democracia».

Antes de la intervención del mandatario, Halleslevens llamó a las autoridades políticas y civiles del país a «buscar puntos de coincidencia sobre los problemas nacionales».