BID concede préstamos al país por US$400 millones

<P>BID concede préstamos al país por US$400 millones</P>

El gobierno dominicano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) suscribieron en Medellín, Colombia, tres contratos de préstamos para el país por un monto global de US$400 milllones.

Por República Dominicana firmó Vicente Bengoa, que es el secretario de Hacienda. Por la entidad financiera suscribió su presidente Luis Alberto Moreno.

El acto de suscripción de estos convenios tuvo lugar en el marco de la Asamblea Nacional de Gobernadores del BID que se lleva a cabo en Medellín. La Secretaría de Hacienda dominicana ofreció un desglose de los tres préstamos resaltando que   uno de ellos  será destinado a rehabilitar redes de distribución de electricidad para incrementar la calidad del suministro de energía.

MEDELLIN, Colombia

El gobierno dominicano y el Banco Interamericano de Desarrollo  (BID) suscribieron aquí tres contratos de préstamos para el país por un monto de  US$400 millones, recursos que se utilizarán para las áreas de electricidad, productividad y competitividad.

Los contratos los firmaron Vicente Bengoa, secretario de Hacienda, y Luís Alberto Moreno, presidente del BID, durante la Asamblea Anual de Gobernadores del organismo multilateral que se lleva a cabo en esta ciudad.

De acuerdo con una nota de la secretaría de Hacienda, de los referidos fondos US$40.0 millones serán destinados a rehabilitar las redes de distribución para que bajen las pérdidas técnicas y comerciales de las empresas distribuidoras, y a su vez éstas puedan aumentar sus índices de cobranzas.

Este crédito se amortizará en 25 años, con tasas de interés ajustables, y será ejecutado a través de la Unidad de Electrificación Rural y Suburbana de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

Para la productividad

De estos préstamos, el de mayor monto es el de US$300 millones, que se utilizará para ofrecerle financiamiento al sector privado a través del Banco Central. Este financiamiento está pautado para pagarse en cinco años, con un período de gracia de tres años.

El otro préstamo asciende a US$60 millones, y será invertido en acciones que permitan elevar la competitividad del país e igualmente la estabilidad macroeconómica. Este préstamo será ejecutado a través de la secretaría de Hacienda para amortizarlo en 20 años.

A la firma de estos contratos asistieron el embajador Roberto B. Saladín, director adjunto  ante el BID; Rafael Camilo, superintendente de Bancos; Pedro Silverio y Ana Beatriz Rodríguez, por el Banco Central, entre otros.