Biblioteca Central de la UASD ¡La verdadera y real historia de su construcción!

Biblioteca Central  de la UASD ¡La verdadera y real historia de su construcción!

Preciso, elocuente y clarificador; sin intención de polemizar; enfatizando únicamente sobre los lineamientos de la transparencia como código efectivo ante el sinsentido de que se acepten las peculiaridades de una parte sin tener en cuenta las del conjunto, se nos revela el ingeniero Hugo F. Suriel en su libro “Biblioteca Central de la UASD. La verdadera y real historia de su construcción”, un producto editorial que no solo viene a contribuir a una mayor visibilidad de la historia de la construcción civil en la República Dominicana, sino que también resulta un legítimo, atractivo y valioso libro de arte.

La noche del miércoles 9 de mayo pasado, en la Sala Aída Cartagena Portalatín de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña, asistimos al emotivo acto de puesta en circulación de la obra titulada “Biblioteca Central de la UASD. La verdadera y real historia de su construcción”, cuyo autor es el ingeniero y exitoso empresario Hugo Francisco Suriel Vargas, diseñador y constructor de una serie de edificaciones institucionales y complejos habitacionales de notable importancia en distintos ámbitos y espacios de la geografía nacional a través de su Constructora del Sur SRL (CONSUR), pero mucho más conocido en nuestro medio cultural como el padre del destacado y polifacético artista visual HRSURIEL.
En dicho acto, el autor del libro y constructor de la Biblioteca Pedro Mir estuvo acompañado por las principales autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), así como por acreditados profesionales de la ingeniería civil, la arquitectura, la economía, la educación superior, el urbanismo, la comunicación y las artes visuales, entre quienes destacaban Noemí Penso Pichardo, Eugenio Pérez Montás, Franklyn Holguín Haché, Amable Sterling, Reginal García Muñoz, Elsa Núñez, Dominique Selman, Claudia Fernández, Bárbara Jiménez, Julián Suriel, Anitza Gutiérrez, Myrna Guerrero, Plinio Chahín, Carlos Sangiovanni, Manuel Toribio y Dustin Muñoz.
La presencia de tan diversos y notables profesionales, estaba más que justificada, pues con la publicación del libro “Biblioteca Central de la UASD. La verdadera y real historia de su construcción”, el ingeniero Hugo F. Suriel materializa un aporte bibliográfico de importancia y significado extraordinarios, no solo para los interesados en el seguimiento y la valoración de las implicaciones sociales, históricas, educativas, cívicas, políticas y culturales de la Universidad Primada, sino también para los estudiosos de la discontinua y compleja relación entre poder político, burocracia, economía, ingeniería, arquitectura, arte público e industria de la construcción en el Santo Domingo de las últimas cuatro décadas.
En el prólogo de la publicación, apunta el Dr. Odalís G. Pérez: “Las peripecias de la construcción de la Biblioteca Central de la UASD, las narra y describe con precisión el ingeniero Hugo Suriel en esta obra, quien con su Constructora del Sur S.A., inició los trabajos preparatorios para tal proyecto y su posterior ejecución. Aparte de los tropiezos y obstáculos legales, autorizaciones, requisitos y garantías que demandaba dicho proyecto en su proceso, las emisiones tardías y atrasos de los dineros para su puesta en marcha y ejecución, muestran lo arriesgado de un proyecto que desde su inicio no dejó de tener inconvenientes económicos, debido al momento coyuntural y político en el cual se llevó a cabo…De ahí la pertinencia en estos momentos de este documento escrito, revelado y descrito por el Ing. Hugo Francisco Suriel Vargas”…
Por su parte, al exponer sobre las razones de esta obra, el ingeniero Hugo Suriel nos advierte: “Además de responder las inquietudes de nuestra nieta Anabelle Cortiñas Suriel y a futuras generaciones sobre las obras de ingeniería que hemos realizado en nuestro país, la principal motivación de esta Biblioteca Central de la UASD. La Verdadera y Real Historia de su Construcción, cuyo contenido esencial aporta documentación de rigor y el testimonio personal de nuestra participación profesional en su proceso de edificación, ha sido la de esclarecer, precisar y edificar con una verdad histórica que concierne directamente al proceso de desarrollo de la industria de la construcción en la República Dominicana en las últimas cuatro décadas”…
Editado por Impresos Camilo, S. R. L., bajo el cuidado de Odalís G. Pérez, el libro “Biblioteca Central de la UASD. La verdadera y real historia de su construcción”, se nos presenta en formato de lujo (13”x10”); 247 páginas y profusamente ilustrado con más de 100 imágenes que incluyen planos y diseños estructurales interiores y exteriores; fotografías del proceso constructivo y una exquisita colección de bocetos originales del impresionante mural en cerámica titulado “Donde se construye la Patria”, compuesto por 14,457 piezas (28 m x 12.08m), comisionado en la ocasión (1999) como elemento integral de la propuesta arquitectónica por el ingeniero Hugo Suriel al reconocido artista y arquitecto Amable Sterling Medrano para su específica instalación en la fachada del edificio.
“El proyecto de mural fue encargado por el Ing. Hugo Suriel, vecino del artista, quien promovía por cuenta propia la edificación de la Biblioteca de la UASD. El Ing. Suriel y su hermano: Arq. Nicolás Suriel, habían concebido el diseño de la edificación, haciendo parte de la misma la existencia del mural”… (Notas acerca del mural de la Biblioteca de la UASD. Donde se construye la Patria. Amable Sterling, 2000).

Resaltando en la portada de su libro el detalle de la fachada de la Biblioteca Pedro Mir con la emblemática obra de Amable Sterling; ilustrándolo con la carta de colores y los bocetos originales e incluyendo el texto in extenso que contiene los detalles técnico-descriptivos del proceso de creación y montaje de la obra de arte público de mayor envergadura que se haya realizado hasta la fecha en Santo Domingo al mismo tiempo que incluye una imagen de la impactante escultura en bronce titulada “Libertad de pensamiento”, realizada por el reconocido artista Manuel Montilla (actualmente colocada en uno de los laterales del edificio), Hugo Suriel demuestra una sensibilidad espiritual y una profundidad de visión definitivamente distintivas en su especialidad.