Berger gana comicios Guatemala

Berger gana comicios Guatemala

GUATEMALA (AFP).- Los empresarios Oscar Berger y Alvaro Colom disputaron ayer la presidencia de Guatemala en una segunda vuelta electoral que se desarrolla con tranquilidad y un notable abstencionismo.

Tres encuestas recientes dieron como favorito al ex alcalde capitalino (1991-99) Berger (derecha), un conservador vinculado al gran capital y abogado por la privada Universidad Landívar, fundada por los jesuitas.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ordenó a las 07H00 (13H00 GMT) la apertura de las 8.885 mesas que reciben un máximo de 600 votos cada una, en los 331 municipios del país, las cuales cerrarán 11 horas después.

Berger, de 57 años, y Colom, de 52, quedaron en primero y segundo lugar en las elecciones del 9 de noviembre, pero ninguno obtuvo el 50% más uno de los votos válidos emitidos, y debieron medirse en este balotaje.

El proceso de este domingo inició con rapidez y en los primeros minutos desaparecieron las incipientes filas frente a las urnas, todo lo contrario a lo que ocurrió en la primera ronda, cuando las quejas por las largas filas se presentaron durante todo el día.

«Tenemos reportes de los distintos departamentos de que los centros abrieron a la hora prevista y todo transcurre con tranquilidad. La ciudadanía está acudiendo a votar y, de momento, no tenemos reportes de ningún incidente», dijo el magistrado del TSE, Raymundo Caz.

Sin embargo, entre incidentes mínimos se denunció que fueron lanzadas ‘lañas y tachuelas’ (pequeños clavos de metal) cerca del zoológico La Aurora, y en algunas calles de la residencial zona 15, en el sur y sureste de la capital.

La PNC dispuso de 22.000 agentes para resguardar la seguridad en los centros de votación -que además tienen seguridad privada contratada por el TSE-, mientras 24.000 militares vigilan cárceles, carreteras e instalaciones vitales.

El ex dictador general (r) Efraín Ríos Montt (1982-83), quien quedó tercero en la primera vuelta, llamó a votar masivamente por el candidato Alvaro Colom, quien llega segundo.

Colom es un ingeniero industrial que ingresó a la política en 1999 como candidato a la presidencia de una coalición de izquierda encabezada por la ex guerrillera Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).

De los 5.073.282 electores empadronados, en noviembre acudieron a votar 2.937.169 (57,89%), un abstencionismo de 42,11%, cifra que podría aumentar en la segunda ronda, principalmente por los descansos entre las fiestas navideñas y de fin de año.

El último estudio publicado el viernes por la firma Vox Latina concedía 58% de preferencias a Berger, candidato de la Gran Alianza Nacional (GANA, derecha), contra 42% en favor de Colom, abanderado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE, centro derecha).

Pese a esos pronósticos, Colom afirmó que «vamos a ganar la presidencia con una ventaja de entre ocho o 12 puntos», luego de emitir su voto en una escuela de la periferia capitalina, y que contará con el apoyo de los indígenas, que representan el 41% de los 11,2 millones de guatemaltecos.

El embajador de Estados Unidos en Guatemala, John Hamilton, dijo que «nosotros esperamos desarrollar una relación bien productiva y cordial con el proximo gobierno, no importa quien sea elegido».

De acuerdo con el magistrado Caz, el TSE prevé tener hacia las 24H00 locales (06H00 GMT del lunes) alrededor de un 60% del escrutinio, aunque podría dar un reporte inicial «posiblemente unas dos horas antes», si los centros de votación cierran a la hora prevista.

El presidente que resulte electo sustituirá el 14 de enero a Alfonso Portillo para los próximos cuatro años y será el segundo en llegar al poder tras firmarse los Acuerdos de Paz en 1996, que pusieron fin a 36 años de guerra, la cual dejó más de 200.000 muertos o desaparecidos.

El séptimo aniversario de los Acuerdos de Paz de 1996 en Guatemala el lunes, transcurrirá así en medio de la indiferencia. «Tenemos programado realizar una ceremonia especial muy sencilla y breve porque se trata del día siguiente de las elecciones presidenciales», anunció la Secretaria de la Paz, Catalina Soberanis.