Belliard revela: «Yo no he pedido ser sexto bate»

Belliard revela: «Yo no he pedido ser sexto bate»

POR LEONARDO CASTILLO
El tercera base de los Tigres del Licey Ronnie Belliard, aun no tiene la respuesta de  por qué el dirigente del conjunto azul Rafael Landestoy lo mantiene en la alineación como sexto bate. Al ser cuestionado al respecto, el Gran Capitán de los Tigres solo atinó a contestar «no se, eso pregúntaselo al manager».

Belliard negó en forma categórica que él le haya pedido a Landestoy que lo colocara en la posición que ocupa al bate actualmente.

«Yo no he comentado nada, eso es decisión del manager, el piensa que ahí yo puedo resolver y yo solo salgo a realizar mi trabajo y hasta ahora las cosas han salido bien, por lo que creo que no hay que cambiar», explicó Belliard.

«Pero sin importar en qué turno me coloquen, como quiera me van a lanzar incómodo, esta ha sido la practica del equipo de las Aguilas, es decir que donde sea que batee, las cosas no van a variar», continuó diciendo Belliard

Sobre si en lo personal a él le gustaría estar en la punta de la alineación, el antesalista añil dijo lo siguiente.

«Hasta ahora los muchachos están haciendo un gran trabajo, por lo tanto, estando de sexto bate creo que le doy más profundidad a la alineación», prosiguió diciendo Belliard.

El hecho de que Ronnie Belliard esté de sexto en la alineación de los azules, ha provocado una repulsa de parte de la fanaticada liceista y mar de criticas de la prensa especializada, que aun no comprende como el dirigente del conjunto de la capital mantiene a Belliard bateando tan lejos.

Los números que acumula Belliard en la presente serie, son los que llevan a los entendidos a pensar que su bateo oportuno es mal aprovechado por el dirigente Rafael Landestoy.

Sin incluir el partido de anoche en 18 visitas al plato Belliard batea para promedio de 389, producto de siete indiscutibles, siete carreras remolcadas y cuatro anotadas. Esto algo incongruente y muy chocante, ya que Willis Otañez y Timoniel Pérez, cuarto y quinto en la alienación de los Tigres, tienen promedio de bateo de 286 y 143 respectivamente.