Béisbol Chiquito. Las críticas de siempre al boxeo

Béisbol Chiquito. Las críticas de siempre al boxeo

Las críticas al boxeo profesional son siempre las mismas: no hay pelea importante que no genere opiniones que desnuden ese deporte y deje ver el grupo de mafiosos que manejan dicha actividad.
Claro que me refiero a la recién pasada «pelea del año» entre el campeón Canelo Álvarez y el paquete que resultó ser Julio César Chávez JR. El público, y en especial los periodistas especializados, la califican de engaño, de fraude y no sé de cuántas cosas negativas más, aunque ahora hubo revelaciones de la esposa de Chávez Jr.
¿Saben ustedes qué dijo su esposa? Que a su marido le echaron algo que le afectó, es decir, que hubo un plan con el muchacho de ponerle alguna sustancia que afectó su rendimiento. Pero no solo su esposa, sino su padre, quien fuera uno de los principales y mejores boxeadores de la historia deja entrever algo «raro» cuando afirma que no entiende lo que pasó, pero que no pudo o su cuerpo no reaccionó.
¿Cuántas veces hemos leído expresiones como «le robaron la pelea» o «fue una decisión localista» y otras pendejadas más?
¿Podemos creer en un deporte que se presta a todas clases de triquiñuelas? Diga usted.