Basural símbolo de la marginalidad en Medellín se transforma en jardín

Basural símbolo de la marginalidad en Medellín se transforma en jardín

MEDELLÍN, Colombia. Una montaña de basura de 45 metros de alto convertida en jardín municipal. Ese es el cuento real que transformó la vida de un barrio humilde y de sus habitantes en la ciudad colombiana de Medellín (noroeste).

«Esto era un basurero. Ahora estamos viviendo en la gloria. Para poder caminar esquivabas las cabezas de animales. Bajaban unos líquidos de las basuras», cuenta a la AFP Oriol Arturo Arango, uno de los jardineros, que vivió 22 de sus 31 años entre la basura, hasta que su casa se quemó.

En el vertedero de Moravia, que acumuló hasta 1,5 millones de toneladas de basura en 30 años, llegaron a vivir 2.138 familias, unas 14.000 personas, que vivían del reciclaje y habitaban casas construidas con residuos. «Cada año se incendiaba como tres veces por los gases», relata Neira Agudelo, de 27 años, exresidente del morro de basura y también convertida en jardinera.