Banreservas se muda al siglo XXI

Banreservas se muda al siglo XXI

El Banco de Reservas aterrizó en el siglo 21. El banco comercial del Estado inauguró esta semana un complejo tecnológico con capacidad para realizar 350 mil operaciones diariamente.

En la construcción del Centro Tecnológico se invirtieron más de 789 millones de pesos, y los ejecutivos del banco esperan ahorrarse cerca de un millón de dólares anuales sólo en su red de datos.

Para su instalación se reconstruyeron los edificios vecinos que acogían a la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (CORDE), y la Compañía Dominicana de Aviación (CDA), en la avenida Jiménez, los cuales fueron convertidos en una sóla estructura de aspecto moderno, acogedor y práctico, con un amplio sótano techado.

El edificio aloja las sedes de Tarjetas Banreservas, Seguros Banreservas, Dirección General de Tecnología del banco, Contraloría, Banca Electrónica y el Centro de Operaciones. Laboran allí unos 1,200 empleados.

Fue presentado a la prensa durante un encuentro celebrado recientemente, en el que participaron los principales ejecutivos de Banreservas, incluyendo a su administrador general, Manuel Lara Hernández.

El sub-administrador Rafael Sánchez Lluberes habló sobre las características del Central y su importancia tomando en cuenta la expansión física, el crecimiento de los negocios, la necesidad de centralizar operaciones para un servicio más eficiente a sus clientes, y la conveniencia de mejorar el ambiente laboral, aumentando la eficiencia y reduciendo los costos.

[b]La expansión crea necesidades[/b]

El Banreservas ha inaugurado, en los últimos tres años, más de 30 nuevas oficinas, sus activos han crecido en más de 150% y su cultura bancaria ha conducido a que sus funcionarios se constituyan en agentes de negocios que buscan al cliente y que tienen una dinámica agresiva en busca de recuperar su sitial en el mercado financiero dominicano.

Este proceso condujo a que la tecnología del Banreservas se fuera quedando chica, por lo que antes de contar con este moderno Complejo Tecnológico enfrentaba una precaria situación en su centro de cómputos, dificultades para asegurar equipos, graves problemas en Tarjetas y Banca Electrónica, así como severas limitaciones de espacio.

Tomando en cuenta estas necesidades se dispuso la construcción del Complejo Tecnológico Banreservas o CTB, rescatando además los edificios de las antiguas sedes de CORDE y CDA, recibidas como pago del gobierno en los años 2002 y 2003. Ambos edificios fueron valorados en RD$45 y RD$68 millones de pesos respectivamente, al momento de su adquisición.

Al describir las instalaciones del CTB, Sánchez Lluberes enumeró lo que albergan los tres edificios que componen el Centro: la Dirección General de Tecnología, el Centro de Cómputos y la sala de monitores de seguridad; el CTB2 a Seguros Banreservas, Contraloría y la cafetería, y el CTB3 a Tarjetas Banreservas, Banca Electrónica y Centro de Operaciones. Otras facilidades disponibles en el Complejo son un edificio de parqueo techado para 500 vehículos, así como las casas de generación de electricidad y de máquinas.

Destacó que el diseño del mobiliario se hizo buscando el mejor aprovechamiento del espacio, el confort y facilidades para colocar el cableado. Asimismo, para la seguridad de los edificios contra huracanes fueron utilizados cristales especiales, insulados, templados y resistentes a vientos de hasta 230 kilómetros por hora, la detección y control de incendios. Cuenta también con circuito cerrado de televisión para la vigilancia externa e interna y una sala de monitoreo de seguridad.

Sánchez Lluberes explicó que el Complejo Tecnológico está interconectado mediante un túnel que atraviesa los tres edificios para colocar instalaciones técnicas. Dijo que este sistema facilita distribución y el monitoreo.

El Centro de Cómputos CTB cuenta con dos supercomputadores, cada una con capacidad de procesamiento de 195 millones de instrucciones por segundo, expandibles a 1,400 millones de instrucciones por segundo.

Los servidores o computadoras de alta calidad son más de 100 y manejan los diferentes programas y servicios existentes. La capacidad de Backup para archivo cuenta con 384 cartuchos de cintas, 6 unidades de cintas de backup y caja de discos 396 GB de capacidad. Se cuenta además con un Centro de Cómputos Espejo en Santiago conectado al CTB por 3 líneas de alta velocidad y con capacidad para suplir fallas.

La red de data es de tecnología avanzada y alta tolerancia a las fallas, con enlaces de fibra óptica. Sánchez señaló que es la mayor red inalámbrica del sector financiero. El sistema de UPS ofrece una operación continua los 365 días del año, 99.995% libre de interrupciones, y garantiza la calidad de la energía.

Sánchez Lluberes destacó que la construcción de este moderno complejo trajo como aporte a la comunidad vecina la revalorización económica de la zona, el rescate ambiental, la pavimentación de calles perimetrales y el embellecimiento del entorno.