Bancos europeos subestiman inversión en  deuda soberana

Bancos europeos subestiman inversión en  deuda soberana

Nueva York
 De los Servicios de Hoy

Las pruebas de resistencia de los bancos europeos, alabadas en su momento por mejorar la transparencia, subestimaron las carteras de deuda soberana de alto riesgo de algunas entidades, según un análisis de The Wall Street Journal.

Como parte de las pruebas de resistencia, 91 de los mayores bancos de Europa fueron obligados a revelar públicamente la cantidad de deuda soberana de países europeos en sus balances. Según los reguladores, las cifras mostraban las participaciones totales de los bancos en esta clase de deuda al 31 de marzo.

No obstante, un examen más detallado indica que muchos bancos no proporcionaron una visión tan completa de sus inversiones como pretendían los reguladores europeos. Algunas entidades excluyeron ciertos bonos soberanos y muchos redujeron los montos de las posiciones que mantenían en «corto», algo que no fue revelado por reguladores ni bancos cuando se publicaron los resultados a finales de julio.

Debido al carácter limitado de las informaciones provistas por la mayoría de los bancos europeos, es imposible determinar el número de instituciones que excluyeron de sus informes parte de las inversiones en deuda soberana en sus carteras.

Pero al menos las exposiciones de algunos bancos a la deuda de países europeos disminuyeron en miles de millones de euros, según fuentes del sector. Asimismo, los niveles de deuda contabilizados en las pruebas de resistencia difieren, a veces por un amplio margen, de otros recuentos internacionales, e incluso de los reportes de las propias instituciones.

Los representantes de varios bancos señalaron que se limitaron a seguir las directrices provistas por el Comité de Supervisores de la Banca Europea (CEBS por sus siglas en inglés), la entidad encargada de coordinar las pruebas de resistencia. El CEBS estaba sujeto a intensas presiones por parte de los reguladores nacionales y políticos en toda Europa para que realizara las pruebas de tal manera que los resultados equivalieran a un certificado de buena salud del sistema bancario del viejo continente, indican reguladores y ejecutivos de la industria.

Muchos analistas dijeron estar consternados al enterarse que la información difundida por los bancos en las pruebas de resistencia no presentaba un cuadro completo y global de sus carteras de inversión, además de socavar el objetivo principal de las pruebas que era mejorar la transparencia.

En su momento, los positivos resultados de las pruebas tranquilizaron a los mercados. Apenas  siete bancos reprobaron y tuvieron que recaudar 3.500 millones de euros (US$ 4.500 millones).

Los temores, sin embargo, se han reanudado a medida que se acentúan las dificultades en las economías y sistemas financieros de los países que se enfrentan a duros retos fiscales como Irlanda y Grecia.

Los bancos basaron sus reportes en un modelo facilitado por el CEBS que solicitaba divulgar sus exposiciones «brutas» y «netas» al riesgo soberano en cada uno de los países de la Unión Europea. Pero muchas de las cifras presentadas por los bancos no representaban el total de sus inversiones.  La exclusión de deuda por parte de  Barclays, por ejemplo, redujo su cartera  soberana de Italia, que el banco estimó en 787 millones de libras esterlinas (US$ 1.220 millones), en unos 4.700 millones de libras. 

Zoom

¿Cuántos?

Debido al carácter limitado de las informaciones provistas por la mayoría de los bancos europeos, es imposible determinar el número de instituciones que excluyeron de sus informes parte de las inversiones en deuda soberana en sus carteras.

Barclays PLC

Barclays PLC excluyó una gran porción de la deuda soberana y alegó que estaban  relacionados a transacciones que realizaba a nombre de sus clientes corporativos o gubernamentales y cuyo monto varía  de un día a otro.