Bancos comerciales piden desestimar impuestos ahorros

Bancos comerciales piden desestimar impuestos ahorros

POR SOILA PANIAGUA
La Asociación de Bancos Comerciales (ABA) pidió ayer al Congreso desestimar el Proyecto de Impuesto a los Intereses sobre los Depósitos de Ahorro de las Personas Físicas, el cual está contemplado en el proyecto de ley de reforma fiscal y exhortó al gobierno a atacar la evasión del ITBIS que supera el 45% para que aumente sus ingresos.

José Manuel López Valdés, presidenta de la ABA, comentó que en el 2004 la evasión estimada del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industriales, ITBIS, ascendió aproximadamente al 45%, y que en términos absolutos el monto evadido estimado anda por el orden de los RD$25,000 millones en el 2004, año en que se recaudaron unos  RD$30,603.2 millones por ese concepto.

Opinó que solo con la reducción de la evasión fiscal en un 1.0 por ciento, el gobierno recibiría de inmediato un millón de pesos adicionales.

López Valdés se expresó en esos términos, en un encuentro que sostuvo con representantes de los medios de comunicación a quienes expuso los problemas que se generarían si se persiste en gravar los intereses que generan los ahorros con un 10 por ciento a partir del 2009, como establece el proyecto de ley de reforma fiscal.

De acuerdo al presidente de la ABA «eso es una importante distorsión financiera y va en detrimento de un sistema fiscal eficiente».

Consideró que las autoridades deberían buscar fuentes alternativas de ingresos que no generen distorsiones financieras o que tengan costos de eficiencia y de capital.

Sostuvo que un impuesto a los intereses que generan los ahorros, sí afectaría a los ahorrantes pequeños, contrario a lo que se ha dicho en las últimas semanas de que no afectaría a los menos pudientes.

El proyecto de ley de reforma fiscal busca compensar al Estado de los recursos que dejará de percibir por la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Centroamérica (RD-CAFTA) que implica la disminución de los ingresos fiscales en un monto estimado de RD$31,967 millones, alrededor del  3% del PIB, derivado principalmente de la eliminación de la Comisión Cambiaria del 13% y de la disminución de los aranceles al comercio exterior del país.

 El proyecto contempla, además, la eliminación gradual del Impuesto a los Pagos por Cheques y Transferencias así como una modificación al Impuesto sobre Viviendas Suntuarias y Solares Urbanos no Edificados (IVSS), al exceptuar de su pago los inmuebles de las personas jurídicas que estarían sujetas al Impuesto a los Activos contemplado en el proyecto de Ley señalado.

Las fuentes generadoras de ingresos fiscales que compensarían la disminución anterior serían las 10 figuras impositivas, como son ampliación de la Base del ITBIS, impuesto selectivo sobre los combustibles de un 13% y el impuesto del 15% al Registro de Propiedad de Vehículos de Motor.

También, el aumento temporal en la tasa del Impuesto sobre la Renta de un 25 a un 28%, establecimiento de un Impuesto de un

1% sobre los activos de las empresas acreditable al Impuesto sobre la Renta y el pago en Aduanas de un 2% sobre el valor de las importaciones como pago a cuenta del Impuesto sobre la Renta.

 Además, el aumento del 20% en el Impuesto Selectivo sobre Bebidas Alcohólicas y Cigarrillos, incremento a 15% de la retención sobre honorarios profesionales pagados a personas físicas,

incremento a 5% de las retenciones a proveedores estatales, limitación a RD$5 millones por propietario, de la exención del IVSS, reducción de la tasa imponible al 0.5% y el gravamen  a los intereses generados por los depósitos bancarios.

López Valdés sostuvo que  «el proyecto de ley de reforma tributaria contempla, entre otras cosas, gravar con el Impuesto sobre la Renta los intereses generados por los ahorros de las personas físicas entre los que se incluyen las cuentas de ahorro, los depósitos a plazo y los títulos-valores».

El presidente de la ABA, asimismo, consideró que el establecimiento de un impuesto sobre los intereses generados por los  ahorros a las personas físicas, no es una buena propuesta y que su implementación sería más perjudicial que beneficiosa para la República Dominicana.

Los costos macroeconómicos asociados con la adopción de ese impuesto es probable que no sean compensados con el ingreso fiscal derivado de su aplicación, estimó.

«Si finalmente se aprueba un impuesto sobre los intereses, debería permitírseles a las personas deducir de la base imponible el pago de los intereses que hagan, y, además, sólo el componente real de los ingresos por intereses -deduciendo del interés nominal la inflación- debería estar sujeto a dicho impuesto», dijo.