Bajarían 75% mortalidad materna

Bajarían 75% mortalidad materna

POR MANUEL JIMÉNEZ
El vicepresidente Rafael Alburquerque encabezó ayer el acto de lanzamiento del Plan Nacional de Reducción de la Mortalidad Materna, Neonatal e Infantil, que persigue, entre otros objetivos, reducir en un 75 por ciento las muertes por partos en el país.

El Plan, que cuenta con el respaldo de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), persigue también reducir la mortalidad infantil en un 60 por ciento.

El plan fue lanzado en ocasión de celebrarse ayer El Día Mundial de la Salud y se corresponde con las metas del milenio trazadas por las Naciones Unidas y que, entre otras cosas, busca reducir a la mitad los actuales niveles de pobreza para el 2015.

En la actividad, donde estuvo presente la secretaria de Estado de la Mujer, Gladys Gutiérrez, hablaron el señor John Gargains, director de la Comisión Presidencial para el Cumplimiento de los Objetivos del Milenio; Socorro Cross, representante de la OMS-OPS; el secretario de Salud Pública, Sabino Báez, Gilka Meléndez Fernández, representante adjunta del Programa de Población de Naciones Unidas y Rafael Schiffino, subsecretario de Salud Colectiva.

El vicepresidente Alburquerque, en un discurso en la clausura del evento, dijo que es un compromiso del gobierno del presidente Leonel Fernández cumplir con las metas del milenio y que entre esto está la reducción de la mortalidad materno-infantil.

Destacó que en el acto representaba al presidente Fernández «para testimoniar la voluntad decidida y firme del gobierno de que este plan no solamente se ejecute, sino que al mismo tiempo, alcance los objetivos que nos hemos propuesto».

Alburquerque dijo que el plan no solamente será ejecutado a través de la Secretaría de Salud Pública, sino que este organismo recibirá la cooperación de todas las instituciones del Estado.

Alburquerque, quien coordina el programa social del gobierno, dijo que se ha dispuesto que todas las madres que reciban la tarjeta «Solidaridad» para acceder a los planes sociales oficiales, deberán cumplir también con los requisitos de este plan.

De su lado, Báez dijo que todo el personal de esa cartera, incluyendo subsecretarios, funcionarios medios y técnicos no descansarán hasta reducir «los vergonzosos índices de mortalidad en madres, recién nacidos y niños dominicanos».

Anunció la constitución del Consejo Nacional de Lucha contra la Mortalidad Materna, Neonatal e Infantil, cuyos integrantes serán juramentados en un acto a celebrarse el 22 de este mes, en el hospital José María Cabral y Báez de la ciudad de Santiago.

Anunció también que por instrucciones del presidente Fernández se reconocerán en un acto a celebrarse en el Palacio Nacional, los primeros 20 médicos y profesionales de la salud que, a criterio de ese Consejo, se hayan destacado en la lucha contra la mortalidad materno e infantil.

De su lado, Meléndez, representante adjunta del Programa de Población de Naciones Unidas, reconoció que el país ha realizado acciones importantes en el camino de prevenir la mortalidad materna, entre las que se pueden citar el sistema de vigilancia epidemiológica y la revisión y actualización de normas y protocolos de atención.

No obstante, añadió que llama poderosamente la atención el hecho de que, a pesar de que el 98 por ciento de los partos en el país son institucionales, la tasa de mortalidad materna se mantenga en 178 muertes por cada 100,000 nacidos vivos.

«Esa contradicción está demandando acciones más enérgicas y más recursos para evolucionar hacia un mejoramiento en la calidad de la atención», añadió.

Meléndez también llamó a los médicos a «humanizar sus servicios», a fin de contribuir con la reducción de la mortalidad materna e infantil.

Finalmente, la representante en el país de la OMS-OPS, Cross, dijo que la celebración del día Mundial de la Salud busca atraer la atención hacia los problemas de la salud y que este año está dedicado a la mortalidad materno infantil.