Azucareros mantienen fuerza a pesar de reformas a subsidios

Azucareros mantienen fuerza a pesar de reformas a subsidios

Por Alan Beattie
En Londres

El comercio global en el azúcar es uno de los más distorsionados de todos los mercados de productos básicos, gracias a los “lobbies” azucareros que suelen golpear con más fuerza de la que tienen cuando exigen subsidios y protección mediante tarifas.

El mercado mundo con frecuencia ha sido considerado un “dump market” por muchos productores. Los precios se deprimen con azúcar barato de productores eficientes, como Brasil y Tailandia, que se mantienen fuera de los mercados de los países ricos, y por esos mismos países ricos, particularmente la Unión Europea, que lanza el azúcar subsidiado que excede sus propias necesidades. Aunque algunos subsidios están siendo reformados, tanto Estados Unidos como la UE es probable que designen el azúcar como uno de los llamados “productos sensibles” en la actual ronda Doha de conversaciones de comercio mundial.

Esto servirá para proteger a sus productores de azúcar con tarifas elevadas, que mantendrán los precios internos por encima de los niveles mundiales.

El poder del grupo de presión “Big Sugar” en EEUU es legendario. Los productores de azúcar están concentrados en estados electorales claves como La Florida y contribuyen intensamente a las campañas políticas.  El poder del sector puede que esté declinando, con compañías productoras de confitería que cada vez se quejan más del costo del azúcar. Sin embargo, el “lobby” azucarero, preocupado por las posibles importaciones de República Dominicana, aún estuvo cerca de derrotar el Acuerdo de Libre Comercio de América Central y República Dominicana, que fue aprobado por el Congreso el año pasado.

En la UE, las normalmente claras divisiones de intereses entre productores y usuarios de un determinado producto básico son turbias. Los productores de azúcar de remolacha, y procesadores, como British Sugar, una subsidiaria de Associated British Foods, han sido fuertes partidarios del actual régimen azucarero de 35 años, con el que se han beneficiados gracias a la garantía de precios altos.

Pero algunos de los mayores compradores de azúcar, como Nestlé, que también ha sido compensado por exportar productos producidos en la UE con azúcar caro, están preocupados por las reformas si estos pagos desaparecen, pero el precio se mantiene alto.

Finalmente, la UE acordó reformare el régimen al poner fin a los subsidios a las exportaciones y reduciendo el precio garantizado en 36% durante los próximos cuatro años. Los procesadores y agricultores obligaron a dejar el negocio cederán unos US$7,25 millardos en edulcorantes. Sin embargo, la reforma no pondrá fin a la influencia de las compañías azucareras europeas, que utilizan las ganancias de las ventas de azúcar para adaptar y expandir el riesgo.

Associated British Foods está haciendo ofertas por Tereos, una compañía azucarera francesa para tomar el control de Illovo, el mayor productor de azúcar de África. Con Illovo vendrán las plantaciones de azúcar de caña de Mozambique, Tanzania, Malawi y Zambia. Todas están bien situadas para beneficiarse del acceso al mercado azucarero europeo que la UE le ofrecerá a países muy pobres a partir de 2009, como parte de su reforma azucarera.

VERSION: IVAN PEREZ CARRION