Aventura
Shang hai El brillante futuro de China

<STRONG>Aventura<BR></STRONG>Shang hai El brillante futuro de China

Shanghai es de las ciudades que no se olvidan, que impresiona y que nos deja con deseos de vol ver.

En Shanghai esta el Maglev ( le vi ta cón magnética), el tren comercial más rápido del mundo, capaz de recorrer 30 kms. en 8 minutos.

Muchos definen esta ciudad como el futuro de China y la verdad es que el término

futuro no abandona la mente cuando se esta aquí. Desde que se llega al aeropuerto internacional de Pudong esta modernidad extrema es evidente, comenzando con que des de allí se puede tomar el Shang hai Ma glev el tren comercial más rápido del mundo, capaz de alcanzar velocidades de 350 kms. por hora en 2 minu tos . Definitivamente fue una bienvenida increible a esta ciudad.

Alguien me ha bía dicho que Shanghai era «Nueva York en esteroides» y no fue hasta llegar a esta impresionante urbe que pude entender esa expresión. Es una ciudad con vida propia, movimiento, luces y los rasca cielos más inverosímiles adornando un cielo que es constantemente gris.

Shanghai es conocida como una de las ciudades de «Sky li nes» más interesantes y no sólo por la perla de oriente, edificio emblemático de dicha ciudad. La noche en

Shanghai pareciera el día. Todos los edificios es tan iluminados y la vista recibe una invasión de coloresy luces que provocan admiración y mara vi lla en el tu ris ta. De he cho, mu chos afir man que es ta ciu dad es mas bo ni ta de no che que de día.

Aquí vi ven y trabajan 19 millones de habitan tes. Shanghai tiene mil años de funda da, y pa ra los chinos es relativamente nueva.

El museo de Shanghai es una visita obligatoria. Allí se albergan tesoros de esta cul tura milenaria: monedas antiguas, la primera mo ne da de intercambio en papel, piezas del neolí ti co, muebles antiguos de las diferetes dinastías y hermosos traba jos en jade.

El viejo, Shanghai por otra parte, es un oásis de cultura dentro de esta jungla de acero y cristal. Allí podemos encontrar los techos de cuatro vientos, un mercado impresionante donde los que se panregatear podran adquirir todo tipo de recuerdo o artesania china. En esta zona se en cuentra el fa moso «Yu Garden», una residencia antigua terminada en 1577 cuyo paisajismo nos transpo ta a otros tiempos.

Otra visita que no puede perderse es el famoso Templo del Budda de Jade. El Templo es una residencia de monjes y es simplemente precioso. Si se visita a las cuatro de la tarde, se puede coincidir con la hora de oración de los monjes tibetanos. Es una experiencia cultural que llena de paz, pues en medio de una ciudad tan moderna y caótica, pareciera que el tiempo se detuvo en este lugar.

El olor a incienso, los bon sáis bien cui da dos y las es culturas, logran conmover hasta al no creyente. Por cinco yuanes se puede comprar una vara de in cienso y hacer peticiones. Pero ¡ojo! según la tradición china debe ser comprada con dinero propio, si la compra otra persona no vale.

Gastronómicamen te hablando, Shanghai es tambien una de las ciudades
chinas con mayor oferta. En la actualidad se están preparando para Expo Shanghai China 2010, la feria mundial. Por ello están embelleciendo aún más la ciudad.

Shanghai, con todo lo que tiene que ofrecer, es difícil de describir en poco espacio. Lo cierto es que quien la visita, no la olvi a e in mediatamente comienza a sonar y a planear un viaje de regreso.