Autor matanza Noruega hace referencia “células terroristas”

Autor matanza Noruega hace referencia “células terroristas”

OSLO. AP.  El autor confeso de las peores matanzas modernas en tiempos de paz en Noruega dijo que espera pasar el resto de sus días en prisión, pero que otras dos células de su red terrorista continúan libres, dijeron el lunes las autoridades.

Anders Behring Breivik aceptó ser el responsable del atentado explosivo en la capital noruega y de dispararle a jóvenes que asistían a un campamento político, pero se declaró inocente ante un juez y afirmó que deseaba salvar a Europa de la inmigración musulmana.   El fiscal Christian Hatlo dijo a la prensa que Breivik estuvo muy tranquilo y “no parecía perturbado por lo ocurrido”. El acusado declaró a los investigadores durante su interrogatorio que nunca esperó ser dejado en libertad, según el fiscal.   Breivik aludió a otras dos “células” de su red, a la que describe como nuevos Caballeros Templarios, los cruzados medievales que protegían a los peregrinos cristianos en Tierra Santa. En una parte de un manifiesto que divulgó poco antes del ataque, Breivik se refirió con brevedad a la intención de contactar a otras dos células, un término que dice se refiere a “grupos pequeños y autónomos” encabezados por comandantes individuales.    

Breivic culpó a los liberales en Noruega de defender al multiculturalismo por encima de la cultura “indígena” del país.   Por otro lado, la policía dijo que Breivik utilizó dos armas en su ataque contra los jóvenes, ambas adquiridas de manera legal, de acuerdo con el manifiesto. Un médico que atendió a las víctimas dijo  que el agresor utilizó balas expansivas que se desintegran al impacto dentro del organismo y causan máximo daño interno.

76 muertos

La Policía noruega rebajó ayer de 93 a 76 el número de víctimas mortales en el doble atentado del viernes, tras reducir de 85 a 68 los muertos en el campamento juvenil de la isla de Utøya, y elevar de 7 a 8 los fallecidos en el complejo gubernamental de Oslo.   El portavoz policial, Sveinung Sponheim, advirtió  de que dicho balance no puede darse aún por definitivo, puesto que se sigue buscando posibles víctimas en la isla dados hasta ahora como desaparecidos.   Rechazó dar estimaciones sobre el número concreto de posibles desaparecidos, para evitar “confusiones” en una situación “extremadamente dramática».