Aumentos de precios indignan a comerciantes
y consumidores

Aumentos de precios indignan a comerciantes <BR>y consumidores

POR GERMAN MARTE
Los nuevos aumentos de precios en más de un centenar de productos de consumo masivo provocaron indignación entre comerciantes, dirigentes populares y consumidores. Esos sectores consideraron un abuso del gobierno y los legisladores aplicar impuestos a productos de la canasta básica y acusaron a los comerciantes de aprovechar la ocasión para especular.

Algunos manifestaron que a los pobres no les quedará más remedio que comer menos. Otros advirtieron que a medida que empeoran las condiciones de vida de la gente, también se incrementa la delincuencia.

“Ay, madre de los tomates! Yo que vivo enferma, que no tengo trabajo, ni marido, ni con qué conseguir para la comida”, fue la reacción de Ana Bautista, de más de 80 años, cuando se le pidió su opinión sobre los nuevos aumentos de precios en el arroz, el bacalao, el arenque, la sopita, la sal, la pasta de dientes, el detergente, el agua embotellada y un largo etcétera de otros productos de consumo diario.

“Yo encuentro eso malo”, añadió, “yo que no tengo marido… y aún tenga marido, ¿Qué es lo que gana un mierda? Yo no voy con eso. Dígale al gobierno que digo yo que no, que eso está muy feo por parte de él”, expresó indignada la anciana.

Sostuvo que los gobernantes tienen que tomar en consideración que hay “mucho, mucho más pobres que ricos y acomodados”.

Asimismo, la presidenta de la Asociación de Comités de Amas de Casas del Distrito Nacional, Rosario López, y Fidel Santana, vocero del Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO) condenaron los aumentos de precios y lo calificaron como un golpe para los sectores más pobres.

Rosario López señaló que había muchos artículos que había que proteger y no aplicarles impuestos, pero los legisladores no lo hicieron.

“Pero aquí sólo existen el gobierno y los empresarios; la población no existe. Yo no sé con quién es el compromiso que tienen nuestros legisladores, cuando andan buscando votos dicen representarnos a todos, pero ellos no representan a nadie”, expresó López anegada en llanto por la muerte de su madre el pasado 31 de diciembre.

Entre llanto, López añadió que los intereses de los empresarios están por encima de la población, “tenemos gobierno indolente, tenemos legisladores indolentes; se ha perdido la solidaridad en nuestro país. La gente se ubica nada más en su alrededor y si está bien piensa que todos están bien, pero aquí hay mucha gente pasando hambre”.

En tanto que el vocero del Falpo dijo que los recientes aumentos en los artículos de consumo masivo y en los servicios evidencian que los problemas estructurales de la economía dominicana se profundizan, “a pesar del ´cacareo´ del gobierno que ha querido vender la idea de una supuesta estabilidad”.

Santana auguró un año con grandes nubarrones en el ámbito económico. “Y el pueblo tiene que convencerse que ninguno de los gobiernos que hemos tenido ha estado comprometido con sacar al país del hoyo”, expresó Santana, quien vaticinó grandes jornadas de lucha.

Entretanto, Tony Pineda, comerciante, dijo que el alza dispuesta por el gobierno es inaguantable para los más pobres, “todo se está elevando a diario, ya la clase pobre y la clase media no aguantamos estos”.

Indicó que por su barrio, El Manguito, ya subieron todos los productos de primera necesidad, desde el ron, los fósforos y la cerveza, hasta el botellón de agua.

Asimismo, el empleado privado Justino Féliz se quejó por el aumento en el botellón de agua de RD$30 a RD$35. Dijo que también le subieron cuatro pesos a la libra de detergente que venden al detalle.

“Se supone que no es por la reforma fiscal, porque si entró ayer, ya esos productos estaban en almacén, ¿Por qué se aumentan? Es especulativo de parte del comercio. Pero aparte no hay autoridad que frene esto”,

Resaltó que no hay motivos para aumentar el precio del agua embotellada, como han hecho los comerciantes.

La señora Nerys Díaz manifestó que la situación está difícil para los más pobres, porque todo está subiendo de precio, mientras hay mucho desempleo y los sueldos siguen iguales.

“Yo escuché anoche que había ITBIS para todo, hasta para los fósforos, no sé que será de nosotros”, expresó Díaz, quien además considera que el gobierno no está haciendo nada a favor de los pobres.

El comerciante Delvis Quezada dijo que a los dueños de colmados no les conviene que suban los precios porque la gente compra Menos.

En tanto que Ana Amaro sostuvo que le aplicaron impuesto a productos que supuestamente estaban exentos. Se preguntó porqué los congresistas y los funcionarios del gobierno no se reducen los “altos” sueldos que tienen, como forma de sacrificarse un poco ellos y no al pueblo.

Mientras que Martha Martínez consideró que el gobierno debe “ponerse los pantalones” para defender a los pobres, pues los aumentos de precios están acabando con los pobres.

De su lado, Nelson Martínez, calificó como un abuso ponerle impuestos a la sopita, a la pasta dental, y a otros productos de consumo obligado, “el pobre tendrá que usar bicarbonato y carbón”, para cepillarse.

Otras personas que se pronunciaron en contra de los aumentos de precios y la aplicación de impuestos a los artículos de primera necesidad fueron Altagracia Armando, Benito Almonte y César Matos y Ana Australia Paulino.

Almonte consideró que junto con los aumentos de impuestos el gobierno y los legisladores debieron aplicar un aumento general de sueldos, para poder compensar la situación.