Aumenta la tasa de trabajos temporales en EE. UU.

Aumenta la tasa de trabajos temporales en EE. UU.

WASHINGTON. Aunque la economía de Estados Unidos ha mejorado desde que la gran recesión terminó hace cinco años, los trabajadores a tiempo parcial y subcontratados están llenando muchos de los nuevos puestos.

Los trabajadores subcontratados eran menos de la mitad del 1% de todo el mercado laboral norteamericano en la década de 1980, pero ahora representan el 2,3%.

Los economistas pronostican que esta categoría de trabajadores tendrán un papel cada vez más importante en los años próximos. Son un ejército diverso de trabajadores, que incluyen conserjes, agentes de seguridad, asistentes médicos a domicilio, empleados de la rama alimentaria, programadores informáticos, fotógrafos independientes e ilustradores. Muchos están involucrados en la manufactura. Muchos otros son empleados por cuenta propia, que trabajan bajo contratos que establecen responsabilidades y plazos específicos.

Los líderes sindicales y muchos economistas están preocupados. Los trabajadores subcontratados tienen menos seguridad laboral y no gastan tanto como los trabajadores fijos a tiempo completo, con lo que no contribuyen tanto al motor principal de la economía estadounidense.

Tampoco tienen las mismas protecciones laborales. Pocos son miembros de sindicatos. “No tenemos completamente claro que nos estamos volviendo una nación de trabajadores temporales o subcontratados, pero es algo de lo que hay que estar muy atentos”, opinó Heidi Shierholz, economista del Economic Policy Institute (Instituto de Política Económica, una organización orientada al mercado laboral).

“Definitivamente ha habido un aumento en la proporción de quienes trabajan a tiempo parcial”, aseguró. Anteriormente, los puestos a tiempo parcial y los trabajos subcontratados tendieron a aumentar durante las recesiones y a retroceder durante las recuperaciones, pero tal vez ya no: los trabajadores a tiempo parcial han representado más del 10% de crecimiento del empleo de Estados Unidos en los años que han pasado desde que terminó la recesión oficialmente en junio de 2009.