Atribuye crímenes  falta de moral y de oportunidades

Atribuye crímenes  falta de moral y de oportunidades

Monseñor  Ramón Benito Ángeles afirmó ayer que en el país se registra un avance de la desintegración de los valores éticos y morales, a lo que atribuye los  crímenes  registrados y pidió a los dominicanos  ser respetuosos, responsables y admiradores del valor de la mujer.

El prelado manifestó que  otro factor que induce a la ola de violencia y criminalidad es la falta de oportunidades para  acceder al trabajo.

Resaltó la necesidad de impulsar políticas definidas de Estado,  para crear fuentes de trabajo que permitan la participación educativa y económica de esta generación.  

“Al mismo tiempo creo que hay que abrir oportunidades,  porque estoy convencido de que esa apertura creará una sociedad más trabajadora, más ética, responsable y productiva, aunque esto no sea lo esencial, que han de ser los valores éticos, morales, humanos y cívicos”, expresó.

Benito Ángeles fue entrevistado en el Palacio Nacional mientras asistía al acto de entrega de la certificación  por la gestión de calidad al ministerio de Administración Pública.

Pidió a Dios iluminación para que los dominicanos se puedan dar cuenta de que su único deseo es “que nos amemos los unos a los otros  y no que vivamos como si fuéramos lobos, unos contra los otros”.

En lo que va de esta semana seis mujeres han sido asesinadas por sus ex parejas o compañeros elevando a 86 en número de feminicidios este año.

Monseñor Benito Ángeles, quien forma parte de la Comisión de Ética, lamentó esa ola de crímenes y que las víctimas sean mujeres, las cuales han de representar para la humanidad el símbolo de la ternura, de la unificación y la conciliación que crea el ambiente para que se puedan formar auténticas familias.  

 Los feminicidios han ocurrido en diferentes comunidades del país, tanto en el Gran Santo Domingo, como en pueblos del interior.

La violencia de género ha cobrado también esta semana la vida de dos menores de mano de sus progenitores. También ha dejado varios huérfanos.   

Certificación

El ministerio de Administración Pública recibió ayer la certificación de su Sistema de Gestión de Calidad con las normas ISA 9001-2008 que otorga la Agencia Española de Normalización (AENOR).

La certificación fue recibida por el licenciado Ramón Ventura Camejo, en una ceremonia celebrada en el salón de las Cariátides del Palacio Nacional.

Ventura Camejo resaltó la importancia de que el MAP fuera certificado y dijo esperar que sirva de ejemplo para que todas las instituciones puedan desarrollar y lograr las herramientas que conlleva a ser reconocidos por las normas ISO lo que implica un avance de  gestión de calidad.