Atribuye auge delincuencia a drogas, pobreza

Atribuye auge delincuencia a drogas, pobreza

POR ELVIS LIMA
El ex-fiscal de la provincia Santo Domingo, Eddy Olivares, atribuyó ayer el auge de la delincuencia y la criminalidad en el país, al deterioro de las condiciones de vida de la mayoría de la población, al hambre y el alto consumo de drogas.

El ex-funcionario consideró que los divorcios, las faltas de oportunidades entre los jóvenes y el consumismo irresistible son otros elementos negativos que han hecho mucho daño al incremento de este mal.

“La falta de esperanza en un cambio de situación, junto al desempleo y las migraciones del campo a la ciudad, también son factores ha tomar en cuenta a la hora de evaluar las causas del problema”, aseguró Olivares.

Afirmó que hasta el momento los programas utilizados por el gobierno para enfrentar el mal, no han dado resultado por la falta de una política criminal.

A su juicio también ha hecho mucho daño la politización inadecuada por parte del presidente Leonel Fernández, y el protagonismo excesivo del secretario de Interior y Policía, Franklin Almeyda.

“A esto se le agrega, la integración deficiente de las instituciones llamadas a formar parte de la lucha contra la delincuencia, falta de compra en equipos por parte del Estado y el fracaso en los programas de lucha contra la pobreza”, estimó Olivares.

Dijo que lo más preocupante de todo es que, los delincuentes de hoy en día se organizan en banda, ganga, naciones, maras, carteles de drogas y organizaciones terroristas, lo que hace más difícil la situación a la hora de enfrentarla.

En un documento de diez páginas titulado “La inseguridad Ciudadana en la República Dominicana”  Olivares considera que muchas de esas pandillas ofrecen entrenamientos a jóvenes que incursionan en esta práctica.

Indicó que aunque la seguridad ciudadana empezó a deteriorarse en los inicios de los años 90, la misma tuvo mayor empuje a mediado de la década pasada. A su entender, otro elemento negativo al incremento de este flagelo, lo constituye la pobreza generada por la implementación de una política económica de privatización y neoliberalismo salvaje del comercio.

“Esto le arrebató al Estado decenas de miles de empleos, y propició la entrada al servicio público de la electricidad de empresarios nacionales y extranjeros, que convirtieron este servicio en impagable”, precisó Olivares.

Manifestó que a pesar de los múltiples desasosiego generado en la población ante el auge de la delincuencia los hechos que más repercuten son; los atracos, robos, sustracciones de vehículos, homicidios y violencia intrafamiliar.

Precisó que los accesorios militares para confundir a la víctima, como son los llamados chamacos, documentos faltos de identidad y chalecos con las siglas de la DNCD; constituyen también elementos de mucha preocupación, porque la gente no sabe en quién confiar.

Consideró que el desplazamiento de los delincuentes en vehículos de salida rápida de una forma u otra, tienen mucho que ver con la gran cantidad de casos que a diario se registran.

Señaló que en la mayoría de los casos esos delincuentes andan en passolas que desarrollan hasta 130 kilómetros por horas, lo que hace difícil atraparlo al momento de arrebatar una cadena, celulares y carteras.

Favoreció que además de la policía, al programa de lucha contra la delincuencia se integren de forma activa; la procuraduría, los jueces penales, y la Dirección Nacional de Control de Drogas.

 

TOMAR MEDIDAS

En vista del incremento que ha tenido el problema en el país, el ex-funcionario sugirió a la población adoptar una serie de medidas que puedan incidir para no ser víctimas de los vándalos.


VIVIENDA.

Indicó que en caso de la vivienda, es importante: Instalar alarmas, no dejarla sola, evitar la entrada de personas extrañas, mantener las luces exteriores encendidas y tener a manos el teléfono del destacamento, o puesto de policía más cercano.

 

NEGOCIOS

Para los negocios sugirió.

Tener seguridad con hierros que separen a los vendedores de los clientes, siempre y cuando estos sean colmados, compraventas, o ferreterías.

También es importante la instalación de cámaras y vigilancia desde el exterior.

 

ROBOS CALLEJEROS.

Por otro lado, planteó que las formas más efectivas para hacerle frente a esta modalidad de robos es; evitar el exhibicionismo con prendas preciosas, evitar caminar a solas por calles solitarias, no hablar por el celular mientras camina, o al abordar vehículos públicos.

Caminar en horas de la noche por calles alumbradas.

Tener cuidado con las passolas y motores de los llamados 115 que se desplacen a su alrededor.

Desplazarse atento por las calles, pero a la hora de ver individuos sospechosos detenerse en la primera oportunidad donde haya otra persona.

No utilizar dinero en su bolso o cartera, preferible llevarlo en los bolsillos delanteros.

 

ROBO DE AUTO

En el caso de los vehículos, el profesional del derecho considera importante observar el entorno antes de dejarlo parqueado.

Utilizar dispositivos que sean visuales, o que hagan algún sonido para evitar que los ladrones se acerquen, usar interruptores que suspendan el funcionamiento, no dejar objeto de valor visible en el automóvil, así como evitar dejarlo lejos del lugar que visita, por lo que se hace necesario pagar mejor parqueo, si no lo hay próximo.

 

AGRESIONES SEXUALES

Evitar caminar o citarse en lugares solitarios u oscuros.

Elija lugares públicos para reunirse tales como; restaurantes, o centros comerciales, llevar suficiente dinero para regresar a casa, manténgase sobria, no acepte alcohol ni drogas ilícitas.

Nunca deje su bebida desatendida, siga sus instintos; si se siente incómoda, o intranquila, retírese de inmediato.

 

SECUESTRO

En vista de que el secuestro como modalidad delictiva ha tomado cuerpo en el país, el ex-funcionario judicial plantea una serie de medidas que van desde estar atento cuando se sale a la calle, hasta tener las llaves de su vehículo a manos, y la de su casa a la hora de llegar.

Considerar siempre que el período más vulnerable para una víctima en potencia; es el traslado entre su casa, y el lugar de trabajo.

Antes de subir al vehículo, observar si hay alguien escondido detrás, y observar el retrovisor por si alguien lo sigue.

También acostumbrarse a cambiar de ruta y no trabajar de noche en lugares oscuros o desiertos.

Nunca de datos o, indirectamente información de sus bienes o su poder adquisitivo.

Disminuya la excesiva confianza en lugares o gente desconocidas.

Absténgase de trotar, caminar o practicar deportes en lugares despoblados, solitarios o en horas nocturnas.