Atentados dejan 41 muertos Bagdad; denuncian compló

Atentados dejan 41 muertos Bagdad; denuncian compló

BAGDAD (AFP).- Los responsables iraquíes denunciaron este jueves la existencia de un complot externo tras dos nuevos atentados que dejaron 41 muertos y 145 heridos, a menos de dos semanas del traspaso del poder, previsto para el 30 de junio.

El primer ministro Iyad Allawi y sus ministros de Defensa e Interior acusaron a países y grupos «extranjeros» o «regionales», sin nombrarlos, de estar detrás del atentado de jueves en Bagdad y la creciente violencia desde la asunción del gobierno interino.

Los tres responsables no hicieron ninguna mención a una eventual responsabilidad de la red terrorista Al Qaida de Osama bin Laden y de su presunto hombre en Irak, el jordano Abu Mussab Al Zarqawi, evocado una vez más por un alto responsable de la coalición.

«Hay países que intentan a través de estas acciones cobardes perjudicar a Irak», declaró Allawi.

«Es una nueva prueba de la voluntad de algunas partes de perjudicar a nuestro pueblo, y deploro el número importante de víctimas iraquíes», afirmó Allawi en el lugar del atentado, frente a un centro de reclutamiento del nuevo ejército iraquí en el sudeste de Bagdad.

«Pero quiero garantizar que esos actos no impedirán a los iraquíes avanzar hacia la paz y la estabilidad. Vamos a hacer frente con firmeza a sus autores», agregó Allawi, que debe tomar las riendas de Irak tras el traspaso del poder que realizará la coalición encabezada por Estados Unidos el 30 de junio.

«No daremos a esas partes la oportunidad de golpear a nuestro pueblo», continuó Allawi.

Por su parte, el ministro de Defensa, Hazem Chaalan, acusó a «partes extranjeras regionales», sin identificarlas. «Partes extranjeras regionales están implicadas en esos actos», dijo en una conferencia de prensa.

«La paciencia de los iraquíes es limitada cuando son víctimas de operaciones criminales», agregó Chaalan, antes de anunciar el lanzamiento próximo de una operación conjunta con los servicios del Ministerio del Interior destinada a «perseguir a los terroristas casa por casa».

En otra conferencia de prensa, el ministro del Interior Falah Al Nakib reiteró las mismas acusaciones y afirmó que los kamikazes, autores de atentados suicidas en el país, no eran «iraquíes».

«Tenemos informaciones según las cuales países de la región intentan desmembrar a Irak», dijo el responsable, que analiza la posibilidad de imponer la ley marcial si continuaban «este tipo de acciones terroristas».

Según Al Nakib, los países implicados en la violencia en Irak «no son aquellos con los que (el ex presidente) Saddam Hussein había entrado en guerra», sino otros de la región, a los que no quiso nombrar.