Ataques inminentes

Ataques inminentes

RIAD, (AFP).- Estados Unidos, Australia y Gran Bretaña han advertido a sus ciudadanos de que un grupo de terroristas están planificando atentados inminentes en Arabia Saudita, apenas unos días después de que subiera al trono el nuevo rey Abdalá.

   A la advertencia del domingo de Estados Unidos, se sumaron el lunes los avisos de Gran Bretaña y Australia a sus ciudadanos sobre el riesgo de atentados anti-occidentales a corto plazo en el país petrolero más rico del mundo, golpeado desde mayo de 2003 por una ola de atentados mortíferos reivindicados por la red Al Qaida.

   Estas amenazas, junto con otros factores, como la reanudación de actividades nucleares en Irán, dispararon los precios del petróleo hasta nuevos récords, al rozar los 64 dólares el barril en Nueva York.

   Y se producen tras la entronización el 1 de agosto del príncipe heredero Abdalá, a raíz de la muerte del rey Fahd.

—–

Muere destacado periodista

NUEVA YORK, (AFP) – La muerte de Peter Jennings marca el fin de una época para la televisión estadounidense, donde durante un cuarto de siglo los noticieros estelares estuvieron fuertemente influenciados por el trío de periodistas estrellas que conformaron Jennings-Rather-Brokaw.

   Peter Jennings, quien murió el domingo en la noche a los 67 años en Nueva York a raíz de un cáncer de pulmón, era la última gran figura de la pantalla chica que se mantenía en su puesto después de la controvertida salida de CBS, en marzo pasado, de Dan Rather, y el retiro a finales de 2004 de Tom Brokaw (NBC).

   El periodista, presentador del noticiero estelar de ABC desde 1983, había anunciado su enfermedad a los telespectadores en abril, y nunca más pudo volver a salir al aire.

   El 9 de marzo, fue Dan Rather, con 73 años, quien dijo adiós después de 24 años en el noticiero de mayor audiencia de CBS, luego que fuera obligado a pedir disculpas por utilizar documentos aparentemente falsos para justificar un informe que cuestionaba el servicio militar de Bush durante la guerra de Vietnam.

—–

No quiere observadores

JERUSALEN (AP).- Israel descartó ayer permitir que observadores extranjeros manejen la frontera entre Gaza y Egipto, señalando que seguirá controlando el tráfico dentro y fuera de la zona una vez colonos y soldados abandonen la franja costera. Los palestinos se quejaron que Israel no está dispuesta a ceder control allí.

   Apenas una semana antes de iniciarse la retirada, el gabinete de seguridad de Israel se reunió para discutir el punto de cruce en Rafah, entre Gaza y Egipto. En lugar de respaldar el plan de entregar el control del cruce a inspectores internacionales, los israelíes insisten en desplazar el cruce a un punto donde se encuentran Gaza, Egipto e Israel. De esa manera, Israel seguirá manteniendo el control.

   El cruce de Rafah hacia Egipto es el único vínculo de Gaza con el mundo exterior, pues el territorio está rodeado en otros dos lados por Israel.

   El cruce de Rafah ha estado controlado por Israel desde que capturó Gaza en la guerra de 1967.

—–

Llaman combatir hambre

GINEBRA (EFE).- La ONU, profundamente preocupada por la hambruna que amenaza a más de ocho millones de africanos, urgió ayer a la comunidad internacional a que colabore con Níger y alertó de la posibilidad de que la crisis alimentaria se extienda a otros países de la región.

   De los 81 millones de dólares que se reclaman para Níger, únicamente se ha recibido el 31,8 por ciento (25,8 millones de dólares), lo que demuestra que «la respuesta de los donantes está siendo excesivamente lenta», según indicó la directora de la Oficina de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA), Yvette Stevens, en una rueda de prensa.

   El pasado mayo, la ONU calculaba que «únicamente» eran necesarios 16 millones de dólares, pero «si los fondos no llegan, el coste para luchar contra el hambre en ese país cada vez será mayor, así como el riesgo de que el problema se extienda a otras zonas».

   «En sólo dos meses la situación se ha agravado de tal manera, que los fondos necesarios para luchar contra la crisis que azota Níger se han multiplicado por cinco», según Stevens, quien instó a los donantes a que aumenten sus esfuerzos y «lo hagan cuanto antes».