Asonahores: reforma liquidaría al país como destino turístico

<P>Asonahores: reforma liquidaría al país como destino turístico</P>

El sector turístico se sumó ayer a los empresarios que objetan los cambios fiscales propuestos por el Gobierno. La presidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes, Haidée Kuret de Rainieri, afirmó  que si el Congreso apueba la “ley de racionalización de gastos tributarios” propuesta por el Gobierno,  estaría aprobando la liquidación del país como destino turístico.

Dijo que aunque Hacienda  alega que el proyecto no propone  la eliminación de los incentivos,  propone poder discrecional y un “súpervoto”.

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes (Asonahores), Haidée Kuret de Rainieri, afirmó ayer que si el Congreso apueba la “ley de racionalización de gastos tributarios” propuesta por el Gobierno,  estaría aprobando la liquidación de la República Dominicana como destino turístico. Explicó que aunque el Ministerio de Hacienda, encargado de la gestión,  alega que el proyecto no propone directamente la eliminación de los incentivos,  pide sin embargo al Congreso Nacional poder discrecional y un “súpervoto”, para que en lo adelante sea ese Ministerio el que determinará si una empresa turística clasifica para obtener los incentivos fiscales y, después de otorgada esa “no objeción”, los Ministerios de Turismo, Medio Ambiente y Cultura decidirían si los otorgan o no.

 “Si el Congreso pasa el poder de decisión de los promotores del desarrollo turístico a recaudadores de impuestos, estará aprobando la liquidación del país como destino atractivo para la inversión turística”, advirtió. Por otro lado criticó el proyecto de Ley que unifica  la administración, recaudación y fiscalización de  los Impuestos Selectivos al Consumo aplicados a los combustibles fósiles que también restringe  las exoneraciones. Sentenció  que  esa disposición tendrá como resultado el encarecimiento de  la electricidad  y  de los  combustible que usan  los aviones para  transportar  turistas a República Dominicana.

Lamentó  que precisamente en el actual período, cuando es  más duro para la competencia internacional, se encarezca el producto turístico dominicano, reduciendo así la capacidad competitividad  de las empresas turística y los ingresos del Gobierno por  esa vía.  Advirtió  que las alzas  en  los costos de operación de hoteles los  obligarían   a  buscar alternativas, entre ellas aumentar sus tarífas, y que esa no es una buena opción en estos  momentos.