Arrecian  revueltas populares contra los gobiernos de Yemen, Libia y Bahréin

Arrecian  revueltas populares contra los gobiernos de Yemen, Libia y Bahréin

MANAMA. AFP. Las rebeliones que se encendieron en Túnez y Egipto se propagaban como reguero de pólvora en Medio  Oriente y enfrentaban ayer, día de la plegaria musulmana, una represión cada vez más brutal con víctimas fatales en Yemen, Libia y Bahréin.  

El presidente estadounidense Barack Obama condenó «el uso de la violencia» contra «manifestantes pacíficos» en esos tres países, dos de los cuales, Bahréin y Yemen, son aliados de Estados Unidos. Obama se declaró «profundamente preocupado».   Obama también habló con el rey de Bahréin, Hamad ben Isa Al Jalifa, a quien le «reiteró su condena a la violencia utilizada» y «urgió firmemente a mostrar moderación», informó la Casa Blanca. 

 Gran Bretaña anunció por su parte que anulaba 44 contratos de exportación de material de seguridad en dirección de Bahréin y ocho contratos con Libia, para evitar que esos materiales sean utilizados contra los manifestantes.   La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, condenó las reacciones «ilegales y excesivamente represivas» de los regímenes cuestionados por la calle.

Más de 40 muertos.-  En Libia, en donde el coronel Muamar Kadhafi está en el poder desde hace 42 años, el balance de víctimas fatales durante las manifestaciones que comenzaron el martes superaba el viernes los 40 muertos, según un recuento hecho por la AFP sobre la base de fuentes locales.   Los enfrentamientos se produjeron en el este del país, principalmente en Benghazi, en donde la sede de la radio fue incendiada. 

 La web del diario Oea, cercano a Seif al-Islam, uno de los hijos de Kadhafi, informó que 20 personas fueron enterradas el viernes en Benghazi, la segunda ciudad del país y bastión de la oposición, y que siete personas habían muerto en Derna (este).  

Los manifestantes ahorcaron a dos policías en la ciudad de Al Baida (este), según esta fuente.   La organización no gubernamental Amnistía Internacional indicó en un comunicado que 46 personas murieron en Libia en las últimas 72 horas.   Los manifestantes reclaman la partida de Kadhafi, en el poder desde 1969. Los comités revolucionarios, pilares del régimen libio, amenazaron con una respuesta «fulminante».   También se vivió una nueva jornada de agitación en Bahréin.

Tirotean multitud

 También se vivió una nueva jornada de agitación en Bahréin, un país regido por una dinastía sunita pero con población mayoritariamente chiita (otra rama del islam), donde tiene su base la V Flota estadounidense, encargada de proteger las rutas marítimas petroleras del Golfo.   Decenas de personas fueron heridas cuando la policía abrió fuego contra los participantes en una manifestación en Manama, la capital, según un fotógrafo de la AFP.   El incidente se produjo después de los funerales de dos manifestantes muertos en la represión de una protesta antigubernamental, en los que participaron miles de personas.   El príncipe heredero de Bahréin, Salman Ben Hamad Al Jalifa, prometió dialogar con la oposición, cuando se restablezca la calma.   En Yemen, al menos cinco personas murieron el viernes, dos de ellas por la explosión de una granada en Taez y las demás en Adén, en una nueva jornada de represión policial contra los manifestantes que piden el fin del régimen de Alí Abdalá Saleh, en el poder desde 1978.   Con estos ya son 11 los muertos en  Yemen.