Armarios funcionales y modernos

Armarios funcionales y modernos

De los armarios depende básicamente la organización de la casa. Así lo han entendido los diseñadores y, los nuevos modelos creados, pudieran ser los protagonistas de la decoración actual. De una sola pieza o modulares, gracias al diseño y los nuevos materiales, pueden adaptarse a cualquier espacio y ambiente decorativo sin perder su tradicional funcionalidad.

Los que oferta el mercado ofrecen todo tipo de diseños, que buscan satisfacer a los usuarios con su funcionalidad. Todo está centrado en crear ambientes distinguidos y elegantes, en la medida que se puede guardar en orden los múltiples objetos necesarios para la vida diaria.

Pero recuerde que antes de elegir el mueble adecuado, y lograr la armonía deseada, será necesario cuestionarse sobre para qué se va a utilizar, dónde se va a colocar y, lo más importante, cuál es el espacio disponible para ubicarlo.

A partir de estos puntos se elegirá el estilo, el material y el tamaño. Las tiendas ofrecen módulos cuadrados, rectangulares, cilíndricos o en ángulo, de manera que cualquier espacio será capaz de alojar un armario tal y como lo ha pensado.

En cuanto a los materiales, los más novedosos imitan las maderas nobles, aunque la verdadera revolución en esta materia es lo que posibilita los armarios empotrados en toda la pared, desde el suelo hasta el techo, sin necesidad de realizar grandes obras.

Son espacios que incorporan sistemas susceptibles de moverse de un lado para otro, de elevarse de arriba abajo y de abajo hacia arriba, con barras, baldas y cajones extensibles y extraíbles para colocar cada prenda en función de su tamaño o tejido. De cualquier forma cualquier armario deberá coordinar con el resto del mobiliario.

Los armarios debajo de la escalera son ideales, como trastero, despensa, bodega y para guardar equipos de deporte. Asimismo se pueden construir en las esquinas y falsos techos.  También resultan ideales como guardarropa, en las habitaciones se imponen cuando la estructura de la habitación es irregular.

Algunos modelos de armarios llegan con un sistema de iluminación incorporado, muy práctico para distribuir la habitación en dos zonas: vestidor, con luz propia, y dormitorio, diseñado con un interior acabado en melamina.

En las habitaciones infantiles son recomendable los armarios a base de cestas y baldas extraíbles hechas con materiales de limpiado fácil. De este modo se habitúa a los pequeños a organizar sus pertenencias a su gusto y conveniencia.  Hay que tener presente que los armarios empotrados son potenciales contenedores de humedad y condensación, debido a que la propia frescura de las paredes no encuentra la necesaria circulación del aire. Para lograr resolver este problema se deberá aplicar en la pared una mano de resina contra la humedad y dejar que se seque. El moho se produce por un exceso de humedad unido a una mala ventilación, por lo que si ya ha aparecido se deberá lavar sus manchas con fungicida, aunque si las manchas son antiguas y ya se han secado, se pueden recubrir con sellador.

Todo en orden

Un armario bien pensado deberá constar de espacios suficientes para albergar cada una de las prendas y efectos personales en orden. Éste debe constar de diferentes módulos, tomando en cuenta las necesidades:

 Una zona alta para guardar maletas, bolsos o ropa fuera de temporada.

 Un perchero especial para corbatas que puede colocarse en la puerta.

 Un módulo con perchero para camisas.

 Dos módulos con percheros extraíbles para colgar pantalones y faldas.

 Una zona de colgador con altura para colocar vestidos largos y abrigos.

 Zapatero, de ser posible cerrado.

 Módulos de cajones para complementos y ropa interior.

 Estantes o módulos para jerseys.