Argentina: ¿Qué efecto tendrá el pago de la deuda al FMI?

Argentina: ¿Qué efecto tendrá el pago de la deuda al FMI?

BUENOS AIRES (AP).- La decisión del gobierno argentino de cancelar la deuda total con el Fondo Monetario Internacional (FMI) no tendrá efectos en la economía doméstica en el corto plazo pero podría traerle varios dolores de cabeza al país cuando necesite acudir a los mercados internacionales para financiarse. «Para el ciudadano común el pago al FMI no cambia la agenda económica. Antes del pago había temas por resolver que no van a ser modificados. Ni la estabilidad económica ni la inflación van a sufrir efectos’’, dijo a la AP Juan Luis Bour, economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

«El pago al FMI significará en el corto plazo que la política económica del gobierno no va a ser modificada: el precio del dólar, el crecimiento económico van a ser iguales’’, coincidió Rafael Ber, economista de la consultora Argentine Research.

Argentina canceló el martes su deuda total con el FMI por 9.530 millones de dólares a través de 6.656 millones de Derechos Especiales de Giro, una unidad monetaria que el FMI elabora a partir de una canasta que incluye el dólar, el euro, la libra esterlina y el yen.

Para realizar el pago el país utilizó casi un tercio de las reservas del Banco Central, que alcanzaban a 28.045 millones de dólares.

A cambio de las reservas, el Banco Central recibió una letra intransferible en dólares a 10 años de plazo.

El presidente Néstor Kirchner, que desde que asumió el poder en 2003 ha acusado varias veces al FMI de promover las políticas que llevaron a Argentina a la crisis de 2001, defendió la decisión de cancelar la deuda con el organismo alegando que le permitirá al país definir con libertad su política económica.

Pero la medida es vista con recelo por el mercado internacional que teme que, sin la supervisión del Fondo, Argentina tome medidas poco ortodoxas como aumentar el gasto o negarse a adoptar una política monetaria más dura.

«Desde el punto de vista político es una medida bien aceptada por la población, pero desde el plano económico es una estrategia riesgosa.

De hecho el riesgo argentino aumentó unos 15 puntos básicos desde que se anunció esta decisión, en comparación con otros países emergentes donde el riesgo no creció e incluso bajó’’, sostuvo Bour.

Argentina, que a fines de 2001 declaró el mayor cese de pagos de la historia, adeuda aún más de 100.000 millones de dólares a acreedores privados y públicos, debe sentarse a renegociar con los que rechazaron el canje de deuda —que poseen unos 20.000 millones de dólares en títulos incumplidos— y necesita inversiones para mantener su crecimiento.

Ahí es donde el efecto del pago al FMI se sentirá con fuerza, según los analistas.

«En el mediano plazo Argentina va a necesitar volver a los mercados financieros y ahí estará el gran desafío: si podrá volver sin pagar costos excesivos por no tener el tutelaje del FMI’’, dijo Ber a la AP.

«El mercado internacional la ha visto como una medida riesgosa por lo que, si Argentina necesita recurrir al mercado para financiarse, va a tener que pagar mayores tasas de interés’’, coincidió Bour.

El argentino Claudio Loser, ex director del departamento para el Hemisferio Occidental del FMI, consideró apresurada la decisión.

«A la larga había que pagar, el tema es si se tenía que hacer ahora, apuradamente… La Argentina queda en una posición más vulnerable’’, dijo a un canal de televisión local.

«Por un lado se reduce la deuda, pero por otro lado se reduce la reserva’’, advirtió.

Eduardo Blasco, economista de la consultora Maxinver, anticipó, sin embargo, que «las reservas que quedan, algo así como el 10% del PBI (Producto Bruto Interno), son aceptables. El país no va a tardar en recuperarlas’’.

La cancelación de la deuda había sido anunciada por Kirchner el 15 de diciembre, apenas dos días después de que Brasil hiciera lo propio con su deuda de 15.500 millones de dólares.

En ese momento, la deuda sumaba 9.810 millones de dólares.