Apple y Google bajo el martillo de la jueza Koh

Apple y Google bajo el martillo de la jueza Koh

Las huellas digitales de Lucy H. Koh están en tu cuenta de Gmail, en tu teléfono inteligente, y si eres un ingeniero de Silicon Valley, posiblemente, en tus perspectivas de cambiar de trabajo.

Koh, la jueza federal de California que supervisa la batalla por las patentes desde hace tres años entre Apple Inc. y Samsung Electronics Co., ha frustrado hasta el momento la oferta del fabricante de iPhone para mantener los teléfonos Galaxy fuera del mercado. Ahora, después de que un jurado encontró a principios de este mes que ambas compañías infringen las patentes, las empresas están preparadas para tomar nuevos caminos para persuadir a Koh de pedir la prohibición de ventas sobre la otra.

Koh también ha dejado una marca presidiendo demandas de privacidad contra Google Inc., LinkedIn Corp. y Yahoo Inc. En marzo, criticó la política de privacidad de Google como vaga y posiblemente engañosa. Poco después, Google cambió sus términos.

El ascenso de Koh para influir en Silicon Valley ha sido rápido. La jueza de 45 años de edad, hija de inmigrantes coreanos, fue nominada a la banca federal por el presidente Barack Obama en 2010, haciendo de ella una de las personas más jóvenes nombradas entre los más de 600 jueces federales activos y la primera jueza coreana-americana del tribunal de distrito de Estados Unidos.

Décadas después de los albores de la Internet -y de 20 años en la era de la Web y el comercio electrónico- Koh está intentando reconciliar las leyes de escuchas telefónicas, escritas en la época del teléfono de línea fija, con las preocupaciones de los usuarios acerca de cómo las empresas utilizan los tesoros de los datos generados cuando las personas envían correos electrónicos y navegan en línea. Ningún otro juez ha marcado tanto el rumbo, dicen los abogados y estudiosos.

“Ella está más en la línea de fuego en las cuestiones de la tecnología de Internet y modelos de negocio, y su impacto en la privacidad del consumidor, que cualquier otro juez en los Estados Unidos hoy en día,» dijo Tracy Bet Mitrano, director de Cultura de Internet, Política y Programa de Derecho de la Universidad Cornell.

Es el asiento de Koh en la banca federal de San José, con jurisdicción sobre Silicon Valley, que la posiciona a escuchar tales casos. En las cortes federales, los casos se asignan generalmente al azar, por lo que fue en gran parte por casualidad que tantas demandas seguidas tan de cerca fueran asignadas a ella de entre puñado de los jueces federales de San José.

A veces, con más de 350 casos civiles y penales en su expediente, Koh ha mostrado poca paciencia para los abogados que acumulan papeleo.