Apagones y calor combinación peligrosa en Santo Domingo

Apagones y calor combinación peligrosa en  Santo Domingo

Apagones hasta de 20 horas, de 12 y 14 de manera corridas, combinados con la intensa ola de calor mantiene irritado a los residentes de sectores del Gran Santo Domingo, lo que provoca protestas de la gente con quema de neumáticos, basura en las vías y pedreas a vehículos.
La situación, de acuerdo a las organizaciones sociales y comunitarias, incrementa la inseguridad en horas de la noche, mientras sume aún más en la miseria a los pequeños negocios de los que viven la mayoría de las familias en Santo Domingo.
En sectores como Espaillat, 24 de Abril, Simón Bolívar, 27 de Febrero, Villa María, Villas Agrícolas, La Zurza, Capotillo, Los Guandules y Guachupita, de la zona Norte del Distrito Nacional, el grito es el mismo por los cortes en el suministro de energía eléctrica.
Ante los reclamos, la Distribuidora de Electricidad del Este (Edeeste) ofrece respuestas que no convence a quienes padecen las consecuencias, como que tienen averías.
En urbanizaciones y sectores de Villa Mella, como Remanso, San Felipe, Los Arqueanos, Mono Mojado, Licey, Carlos Alvarez, La 28, Mata Los Indios, Ceutas, así como en Sabana Perdida sus moradores no duermen debido al calor y no poder encender abanicos.
Debido a la situación con frecuencia se producen protestas que obstruyen la carretera que comunica a Villa Mella con Punta, lo que pone en riesgo la vida de quienes manejan por la zona.
Dinamarca Reynoso, presidenta de la Fundación Todos Unidos, además de la Comisión de Seguimiento de Edeeste, definió como difícil lo que sucede en los barrios de la zona Norte del Distrito Nacional con el problema de los apagones.
“La situación es inaguantable, las noches se pasan sin luz, la gente no duerme, llega en la madrugada, pero en las primeras horas de la mañana desaparece”, informó la dirigente comunitaria de la Circunscripción 3 del Distrito Nacional.
Sostuvo que la energía que manda la empresa no alcanza siquiera para cargar los inversores, por lo que instituciones como la que preside ven mermadas sus actividades cotidianas, en el ensanche Espaillat.
Observa con extrañeza que en momento que trabajan con Edeeste para un proyecto 24 horas en el ensanche Espaillat, recrudezcan los apagones.
En tanto que el coordinador del Comité Para el Defensa de los Derechos Barriales (Copadeba) Nicanor Soriano, informó que los apagones se han incrementados de manera peligrosa en los barrios de la zona Norte, así como en Sabana Perdida y Villa Mella.
Soriano dijo que la situación se agrava aun más en los sectores marginados debido a que viven de los pequeños negocios, como colmados, peluquerías, salones de belleza, pequeños talleres y otros que sin electricidad no funcionan.